Público
Público

Víctor Alexandre retrata en "Una historia immoral" una relación triangular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor Víctor Alexandre aborda en su nueva novela, "Una història immoral", la relación triangular que se establece entre un marido, su mujer y un profesional del sexo, a la vez que reflexiona sobre la pérdida de libertad en las sociedades occidentales, ante un poder que lo quiere tener todo bajo control.

Conocido por sus ensayos sobre el independentismo catalán, el autor barcelonés presenta en su tercera novela, con una atmósfera muy francesa, a un profesor de Universidad, Enric, que un día decide contratar los servicios de un "prostituto" para que haga recuperar el deseo sexual a su mujer, Anna, con la que lleva meses sin mantener relaciones íntimas.

Jugando a ser Dios, Enric trama cómo debe ser la relación entre el "prostituto", Àlex, y su mujer, que además es una psicóloga, que tiene entre sus pacientes a una mujer con problemas de violencia doméstica, otra de las cuestiones que preocupan a Víctor Alexandre y que también tiene cierto peso en la obra.

A lo largo de la novela, Àlex irá explicando a Enric sus diferentes encuentros con Anna hasta que llega un momento en el que el urdidor de la relación se da cuenta de que no está preparado para escuchar determinadas verdades y quiere cortar la iniciativa, porque, además, cree que ha hecho algo "muy grave al violar la intimidad de su esposa", según ha dicho hoy Víctor Alexandre en rueda de prensa.

Una vez más, el también periodista ha querido incidir con este libro que publica Proa en las relaciones que se establecen entre hombres y mujeres y resaltar cómo de diferentes son los enfoques ante las cuestiones más importantes de la vida.

Asimismo, deja al lector el mensaje de que en el amor, felicidad y verdad no son siempre compatibles o sinónimos. "A veces, lo mejor es no conocer la verdad", ha apostillado.

Respecto a las páginas en las que describe la relación entre Anna y Álex, ha explicado que hace algunos años, por su trabajo en la radio, tuvo la oportunidad de entrevistar a diferentes profesionales del sexo que le comentaron que las mujeres cuando acuden a ellos buscan a alguien con quien charlar, estableciéndose, prácticamente, una relación de amistad, en la que las emociones tienen un gran peso.

En cambio, el hombre cuando acude a una prostituta, la mayoría de las veces ni le interesa su nombre y sólo quiere sexo con ella.

Víctor Alexandre empezó a escribir esta novela después de que en el año 2005 viera la película "Nathalie X" y leyera en una crónica de Esteve Riambau que la directora, Anne Fontaine, no creía "plausible" que un hombre contratara a otro hombre para dar placer a su mujer.

"Yo pensé, y ¿por qué no?, y me lancé a la escritura de este relato, dando la vuelta a lo que ocurría en aquella película", ha precisado.

Ganador de varios premios literarios como el Mercè Rodoreda de 2008, Víctor Alexandre ha dicho hoy que está enfrascado en la escritura de un nuevo título, muy teatral, en el que el protagonista es un toro, con muchos diálogos que llevan la acción y mucho humor.