Público
Público

Una vida más saludable podría evitar 2,8 mln de casos de cáncer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Estilos de vida más saludables y unamejor alimentación podrían prevenir hasta 2,8 millones de casosde cáncer por año, señaló el miércoles el Fondo Mundial deInvestigación del Cáncer (WCRF), que además instó a losgobiernos a "evitar un desastre de salud pública".

La cantidad global de cánceres aumentó un quinto en menosde una década, a alrededor de 12 millones de nuevos casos poraño, y junto con otras enfermedades crónicas como lascardiopatías, la enfermedad pulmonar y la diabetes integra losmayores desafíos sanitarios, indicó el fondo.

En un informe publicado dos semanas antes del encuentro deNaciones Unidas sobre enfermedades no transmisibles (ENT), laentidad benéfica manifestó que los líderes políticos tienen laoportunidad única de combatir una ola de cáncer y otrasdolencias relacionadas con el estilo de vida.

Los expertos en salud global señalan que muchas muertes porENT, incluidos cerca de un tercio de todos los cáncer comunes,podrían prevenirse reduciendo el consumo excesivo de alcohol,mejorando la dieta, desalentando el tabaquismo y promoviendo laactividad física.

Pero esas medidas suelen requerir acciones gubernamentalescomo impuestos, regulación y límites a la publicidad, lo quecoloca a los políticos en conflicto con las industrias delalcohol, el tabaco y los alimentos.

"Con millones de vidas en riesgo en todo el mundo, losdesafíos son increíblemente grandes", dijo Martin Wiseman,asesor médico y científico del WCRF.

"Las personas aún no toman conciencia de que factores comoel alcohol y la obesidad afectan el riesgo de cáncer, mientrasque al mismo tiempo, desde la publicidad televisiva sobre losalimentos, nuestra sociedad funciona de una manera quedesalienta a las personas a adoptar hábitos saludables",añadió.

Las enfermedades no transmisibles, como el cáncer, lascardiopatías, la diabetes y las condiciones respiratoriascausan anualmente la muerte de 36 millones de personas, segúnla Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los próximos 20 años, se espera que esta epidemia seacelere y que para el 2030 la cantidad de muertes por ENTpodría alcanzar los 52 millones anuales.

Aunque se las suele considerar enfermedades del mundo rico,las ENT en realidad afectan desproporcionadamente a laspersonas de las naciones más pobres. Más del 80 por ciento delas muertes por ENT se producen en personas que viven en paísesde bajos y medianos ingresos.

La reunión de la ONU, prevista para el 19 y 20 deseptiembre en Nueva York, es apenas la segunda de alto rangoque se realiza para tratar una amenaza para la salud global. Laprimera se efectuó hace una década y estaba dedicada alVIH/sida.

Pero ya existen temores de que el encuentro pueda resultarinútil, ya que los principales actores -Estados Unidos, Europay Japón- se muestran reticentes a comprometerse a fijar metas,impuestos y regulaciones para reducir la carga de estasenfermedades.