Público
Público

Vida, obra y milagros de la escena 'indie'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cuándo se forma el movimiento?
La prehistoria del ‘indie’ se remonta a finales de los ochenta. Grupos como Surfin’ Bichos (Albacete), Penelope Trip (Gijón) o Aventuras de Kirlian (Donosti) representan un soplo de aire fresco frente a la adocenada escena pop española que surgió en la época de la Movida. Pero el año que fija el inicio del ‘boom indie’ es 1993, cuando se publican ‘Pizza pop’, de Australian Blonde; ‘Medusa E.P.’, de Los Planetas, y el debut de Le Mans.

¿Qué fue eso del ‘boom indie’?
A partir de 1993, comienzan a tener mucha repercusión mediática una serie de bandas que no circulan por el circuito comercial habitual. Se integran en sellos discográficos como Subterfuge, Acuarela, Elefant, Siesta, Astro, Jabalina, Munster o Grabaciones en el mar. En 1994 y 1995 se publican discos clásicos: entre ellos, ‘Super 8’, de Los Planetas; ‘Un soplo en el corazón’, de Family; ‘Circo luso’, de El Niño Gusano, o ‘Acrobacia’, de Mercromina. En 1995 también se publica el debut de Dover, ‘Sister’. Vendió 700 copias.

¿Qué cambió con el ‘indie’?
Se creó una infraestructura de sellos bastante extendida, que en la mayor parte de los casos llega hasta nuestros días. Asimismo, en el ‘indie’ está el germen de la explosión de festivales. El FIB de Benicàssim, por ejemplo, fue uno de los grandes amplificadores de esta clase de grupos.

¿Cómo ha evolucionado hasta hoy?
Tras el ‘boom indie’ (1993-1995), la escena se consolidó. Con el cambio de siglo, Nacho Vegas o Sr. Chinarro se situaron entre los artistas de mayor repercusión, aunque ambos hacían discos desde 1994. Ha sido en 2008 cuando nuevos artistas, más jóvenes y sin relación con la anterior escena, han empezado a llamar la atención.