Publicado: 07.02.2014 18:26 |Actualizado: 07.02.2014 18:26

Un vídeo muestra la intervención de la Guardia Civil contra los inmigrantes en aguas de Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha negado hoy que los agentes emplearan armas de fuego y pelotas de goma contra alguno de los al menos nueve inmigrantes subsaharianos que han fallecido ahogados cuando trataban de entrar a nado en Ceuta. En unas declaraciones de radio, Fernández de Mesa tilda de "muy injusto" que alguien pueda pensar que la Guardia Civil haya disparado a algún inmigrante cuando lleva muchos años defendiendo y "arriesgando su vida" por estas personas.

Ha negado tajantemente el empleo de armas de fuego en el mar, así como el lanzamiento de pelotas de goma, que sí ha admitido se usaron en la valla fronteriza para impedir el asalto que pretendía un número importante de subsaharianos. Fernández de Mesa también ha señalado que la actitud de los inmigrantes de una agresividad "descomunal", ya que no solo arrojaron objetos y piedras a los agentes, sino que también llegaron a destrozar una garita de vigilancia y dañaron un vehículo.

Pese a esa violencia "absoluta" que no es la primera vez que se da en las fronteras de Ceuta y Melilla, el director ha defendido que los agentes del instituto armado actúan "con una ejemplaridad y un trato exquisito" hacia los inmigrantes. "Lo que hace la Guardia Civil es cumplir y hacer cumplir la ley", ha reiterado Fernández de Mesa que también ha negado que hubiera alguna orden para actuar con más contundencia contra los inmigrantes que trataban de entrar en Ceuta.

Otras fuentes aseguran que la Guardia Civil sí ha reconocido que lanzó salvas y pelotas de goma, de hecho, esta mañana se ha encontrado algún casquillo de bala de fogueo en la zona de la avalancha. En las imágenes del vídeo se observa cómo algunos inmigrantes están ya en aguas españolas, superada la avalancha, pero a punto de ser capturados por los agentes.

El delegado del Gobierno, asegura que el material antidisturbios se empleó únicamente como medida disuasoria y nunca directamente contra lo inmigrantes. La versión oficial es diferente  a la de algunos supervivientes, que han contado que la Guardia Civil empleó contra ellos gases lacrimógenos. Ante la polémica, el ministro del Interior ha anunciado que comparecerá la semana que viene en el Congreso para explicar los hechos,

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha abierto una investigación de oficio ante la Delegación del Gobierno en Ceuta para aclarar la actuación policial en relación al fallecimiento de al menos nueve inmigrantes cuando intentaban llegar a nado a la playa del Tarajal. Según han informado en fuentes de la institución, se pide al delegado del Gobierno que especifique "el número de personas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que participaron en el refuerzo de la frontera y la descripción del material antidisturbios utilizado".

La institución quiere "conocer con detalle las actuaciones realizadas" por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante el intento de cruzar la frontera entre Marruecos y Ceuta perpetrado por unas 200 personas este jueves por la mañana, conforme las mismas fuentes.

Más de 200 personas, según las cifras oficiales, intentaron saltar la valla fronteriza en la zona del Tarajal este jueves. Ante la imposibilidad de conseguirlo, un grupo se echó al mar para intentar a nado bordear el espigón que separa la playa española del suelo marroquí. Según varios inmigrantes, los agentes españoles dispararon pelotas de goma y gases a quienes estaban en el agua. La Delegación del Gobierno en Ceuta ha reconocido que se usó este material antidisturbios, pero sólo con disparos al aire y nunca sobre las personas.