Público
Público

Videojuegos "activos" serían mejores para niños con sobrepeso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

A los niños con sobrepeso lesiría mejor si reemplazan los videojuegos tradicionales con los"activos", que los hacen levantar del sillón.

Un estudio sobre 322 niños con sobrepeso, de entre 10 y 14años de edad, reveló que cuando utilizaban videojuegos activosengordaban menos durante seis meses. Los autores advierten que,con esto, no promueven un mayor uso de los videojuegos.

"Lo que decimos es que si los niños van a utilizarlos, esmejor optar por los videojuegos activos", dijo el autorprincipal, Ralph Maddison, de la University of Auckland enNueva Zelanda.

Las guías de la Academia Estadounidense de Pediatría yotros grupos recomiendan que los padres limiten el "tiempo depantalla" de los hijos a no más de dos horas por día. YMaddison opina que el objetivo debería ser reducirlo aun más.

Pero, agregó, si un niño ya está usando videojuegos,reemplazar por lo menos algunos con las versiones activas, comopara Wii (Nintendo) o EyeToy (Sony), es un paso que los padrespueden dar.

Para el estudio publicado en American Journal of ClinicalNutrition, el equipo de Maddison reunió a niños con sobrepesoque pasaban por lo menos dos horas por semana con laPlayStation de Sony.

Al azar, la mitad siguió utilizando sus juegos y el resto,juegos de ejercicio de EyeToy.

Sony proporcionó el software. La cámara EyeToy cuesta unos20 dólares. Los juegos pueden costar entre 15 y 20 dólares omás. La cámara y los juegos no se pueden utilizar sin la PlayStation, que cuesta unos 300 dólares. Un sistema Wii cuesta másde 150 dólares en Amazon.com.

A los seis meses, los niños que habían seguido utilizandolos juegos sedentarios engordaron de 0,9 a 1,4 kilos. En elotro grupo, en cambio, el peso no varió.

Un investigador ajeno al estudio elogió su diseño peroconsideró que los efectos de los videojuegos activos eran"bastante modestos", dijo Jean-Philippe Chaput, que investigasobre obesidad y estilo de vida en el Hospital de Niños delInstituto de Investigación de Eastern Ontario en Ottawa,Canadá.

"No podemos prescribir los videojuegos activos como unaestrategia para adelgazar. Quiero ver a los niños más tiempo alaire libre. Cuando estamos al aire libre, nos movemosespontáneamente", dijo Chaput.

Dicho eso, Chaput admitió que no siempre los niños puedenpasar tiempo al aire libre. Algunos viven en barrios inseguros,o en sitios donde los inviernos son largos y duros. De modo queopinó que valdría la pena reemplazar algo de tiempo de pantalla"sedentario" con videojuegos activos.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 18de mayo del 2011