Público
Público

Vielmann reclama un juicio "sin presiones" ya sea en España o en Guatemala

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex ministro guatemalteco del Interior Carlos Vielmann expresó hoy su confianza en la justicia española al considerarse "inocente" de los hechos que se le acusa y en que se aclare si debe ser juzgado en España o Guatemala, pero reclamó en cualquier caso un juicio "sin presiones de ninguna índole".

"Pido que se me respete mi derecho legítimo a la defensa y mi presunción de inocencia. En cualquier parte donde se me den garantías, estoy dispuesto a afrontar el proceso. Jamás he actuado al margen de la ley", dijo.

Vielmann hizo estas declaraciones en una entrevista con la Agencia Efe en Madrid, después de que ayer el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska le pusiera en libertad bajo fianza de 100.000 euros.

El magistrado dejó en libertad condicional al ex ministro, detenido ayer de nuevo en Madrid tras haber sido excarcelado el pasado 23 de noviembre al no presentar su país los documentos para su extradición en los cuarenta días preceptivos.

Vielmann, que tiene una semana de plazo para depositar la fianza, entregó hoy a las autoridades judiciales sus pasaportes español y guatemalteco y no podrá abandonar España, según acordó el juez, una petición que hicieron sus propios abogados defensores para dejar claro que no existe bajo ningún concepto riesgo de fuga.

Tras una demanda penal contra Vielmann presentada por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en la Audiencia Nacional española, la Fiscalía reclamó este miércoles su detención en una querella que interpuso por un delito de lesa humanidad y diez de asesinato (siete presos de la Granja Penal de Pavón, el 25 de septiembre, y otros tres de El Infiernito en 2005).

Así, Vielmann hizo referencia a la "situación de incertidumbre" que vive al haber dos procesos pendientes, uno en Guatemala y otro en España, así como una solicitud de extradición formalizada ante el Ministerio de Asuntos Exteriores de España el 9 de diciembre.

"Lo que demuestra esto es que existe una sobre persecución", dijo Vielmann, antes de señalar que se encuentra "en las mejores manos" tanto en España como en su país.

"Haré lo que el equipo legal considere oportuno y si al final hay que enfrentar tres, cinco o diez juicios no tengo ningún inconveniente de hacerlo. Jamás he hecho nada fuera de la ley. Tengo confianza en la justicia española", agregó.

Alfonso Trallero, abogado del ex ministro, explicó que el hecho de que haya dos procedimientos abiertos es "completamente anormal". "No puede haber dos procedimientos ni dos resoluciones de dos jueces distintos por los mismos hechos", puntualizó.

El letrado español apuntó que la justicia española no puede hacerse cargo de un caso por el que se ha pedido la extradición, a la vez que mostró su sorpresa por la actuación de la Cicig, que dirige el fiscal costarricense Francisco Dall'Anese.

Señaló que, una vez que confirmen que la solicitud de extradición está registrada, la defensa plantearía las correspondientes instancias en España y Guatemala para decidir "cuál de los dos procedimientos debe subsistir y pedir que se siga uno de los dos".

Trallero hizo hincapié, como ayer ante el juez, en el "vacío probatorio" de la querella y en la ausencia de pruebas. "Vielmann quiere que esto se resuelva y se aclare. No hay dudas que está a disposición de los jueces que resulten competentes", matizó.

Aseguró además que no concurre el delito de lesa humanidad que le atribuye la querella de la Fiscalía española y que así lo reconoció el juez en su auto, y negó que se hayan embargado o bloqueado los bienes de Vielmann.

Belén Anca López