Público
Público

Viento de cara en la economía alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los efectos de la crisis financiera, la subida del euro y el precio del petróleo empiezan a hacer mella en la economía alemana. El índice de confianza empresarial del Instituto Ifo, considerado el barómetro más fiable sobre las expectativas de los empresarios alemanes, ha bajado 2,4 puntos en abril, informó ayer ese organismo. Al mismo tiempo, el Gobierno Federal bajó su previsión de crecimiento para 2009 al 1,2%.


El año pasado, la economía alemana creció un 2,5%, y el Gobierno mantiene la previsión del 1,7% para este año. El ministro de Economía, Michael Glos, se esforzó ayer por relativizar la alarma. 'La economía alemana se encuentra en un estado bastante bueno. Tenemos viento de cara, pero seguimos yendo hacia adelante', señaló el ministro en Berlín. Pero la previsión oficial de crecimiento para 2009 es dos décimas más baja que la calculada por los seis principales institutos de investigación económica en su informe de primavera,
recientemente publicado.


Hasta ahora, los expertos constataban con una mezcla de sorpresa y escepticismo que la economía alemana estaba resistiendo muy bien las turbulencias en los mercados financieros, y también los empresarios compartían esa confianza. Pero ahora se multiplican las voces pesimistas. El  presidente del Instituto Ifo, Hans-Werner Sinn, señaló que 'una dinámica de freno está ganando ventaja' en los negocios alemanes.
De momento, el empeoramiento del horizonte económico no ha llegado a afectar al mercado laboral, y el Gobierno sigue contando para 2008 con una media de 3,27 millones de parados, alrededor del  8%