Público
Público

Vientos de cambio en EEUU llevan a Barack Obama al poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por John Whitesides

Barack Obama logró una victoria electoral histórica subido a una ola de descontento entre los votantes estadounidenses y prometiendo un cambio como el primer presidente negro del país, aunque con el enorme desafío de la crisis económica y dos extensas guerras.

Obama lideró a los demócratas hacia una victoria aplastante que aumentó sus mayorías en ambas cámaras del Congreso, debido a que los votantes rechazaron enfáticamente los ocho años de gestión del presidente George W. Bush.

Ruidosos festejos callejeros estallaron en todo el país, pero Obama tendrá poco o nada de tiempo para disfrutar su victoria. Se espera que empiece a trabajar el miércoles de cara a su toma de posesión el 20 de enero y en la formación de un equipo para afrontar la crisis financiera y otros retos.

Los demócratas sumaron al menos cinco nuevos escaños en el Senado y otros 25 más en la Cámara de Representantes, lo que les da una mayoría en el Congreso y fortalece el mandato de Obama. Aún no está claro quién se llevará cuatro asientos en el Senado.

Hijo de un padre negro de Kenia y una madre blanca de Kansas, Obama nació en un momento en que los afroamericanos todavía luchaban contra políticas segregacionistas en el sur del país.

Su triunfo electoral contra el republicano John McCain el martes es un hito que podría ayudar a Estados Unidos a enterrar su larga y usualmente brutal historia de racismo.

"Ha sido un largo camino, pero esta noche, debido a lo que hicimos este día, en este momento decisivo, el cambio ha llegado a Estados Unidos", dijo Obama, de 47 años, a más de 200.000 seguidores extasiados que se reunieron en el Grant Park de Chicago para celebrar su triunfo.

Los titulares de los diarios capturaron la importancia del momento. "Obama", dijo simplemente la portada del New York Times, mientras que el Washington Post declaraba "Obama hace historia" y USA Today decía "Estados Unidos hace historia; Obama gana".

La reacción inicial del mercado fue de cautela.

Analistas dijeron que la victoria de Obama ya había sido absorbida y que las preocupaciones por la economía global eran enormes, presionando a la baja al principal indicador de futuros. El dólar avanzó, recuperando parte de las fuertes pérdidas de la víspera.

ENORMES DESAFÍOS

Obama ganó al menos 349 votos del Colegio Electoral, muchos más de los 270 que necesitaba. Con un 96 por ciento del voto popular escrutado, el demócrata se imponía a McCain por un 52 contra un 46 por ciento.

Obama se enfrenta una intensa presión para cumplir con sus promesas de campaña.

Ha prometido restablecer el liderazgo estadounidense en el mundo trabajando junto a los aliados extranjeros, retirar las tropas de Irak en los primeros 16 meses de su gestión y aumentar la cantidad de soldados en Afganistán.

Pero su tarea inmediata será combatir la crisis financiera estadounidense, la peor desde la Gran Depresión. Obama propuso otro paquete de estímulo que podría costar unos 175.000 millones de dólares e incluir financiación para infraestructuras.

Los líderes mundiales se reunirán en Washington el 15 de noviembre para buscar salidas a la crisis financiera global. La Casa Blanca dijo que no espera que el presidente electo participe, pero Obama todavía no ha mencionado sus planes.

Como senador por Illinois en su primer período y como el futuro presidente número 44 de Estados Unidos, Obama dijo que trabajará para aliviar las agudas divisiones políticas y escuchar a quienes votaron en su contra.

"El camino por delante será largo. La subida será empinada. Puede que no lleguemos ahí en un año o quizás en un mandato, pero Estados Unidos nunca he tenido tanta esperanza como en esta noche en que llegaremos ahí", sostuvo.

La esperanza de McCain de un triunfo sorpresivo se evaporó con pérdidas en una serie de estados cruciales liderados por Ohio y Florida, los distritos que llevaron a la derrota de los demócratas en las últimas dos elecciones.

McCain, un senador por Arizona de 72 años y ex prisionero de guerra de Vietnam, llamó a Obama para felicitarlo y elogió su campaña inspiradora y sin precedentes.

"Le pido a todos los estadounidenses que me respaldaron que se unan para no sólo en felicitarlo (a Obama) sino para mostrarle a nuestro próximo presidente nuestra buena voluntad", dijo McCain.

Negros y blancos celebraron juntos el triunfo de Obama y la inminente partida de Bush frente a la Casa Blanca. Las calles del centro de Washington quedaron atascadas, con conductores tocando las bocinas y asomándose por la ventanilla para festejarlo.

Otros miles realizaron celebraciones callejeras en Times Square, Nueva York, y en ciudades a lo largo del país.

"Este es el evento político más significante de mi generación", dijo Brett Schneider, de 23 años, que estaba entre la multitud que escuchó el discurso de triunfo de Obama en Chicago.