Público
Público

El "viernes negro" registra fuertes ventas, pero ¿durará?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un gran número estadounidenses acudió a las tiendas en busca de ofertas el viernes, en el inicio de la temporada de fiestas de fin de año, aunque muchos gastaron con cuidado y ejecutivos de la industria se cuestionaron si este ímpetu duraría.

El llamado Viernes Negro, que sigue al Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, suele ser la jornada de compras más activa de la importante temporada navideña, que supone casi una quinta parte de las ventas anuales de la industria minorista.

El ritual anual de los consumidores estadounidenses es estudiado este año muy de cerca en busca de señales de que el comprador está preparado para volver a impulsar la economía, después de que la crisis financiera mundial del año pasado provocara la peor temporada de las fiestas en casi cuatro décadas.

Analistas del sector que saltaron de centro comercial a centro comercial por todo el país vieron el viernes mayores multitudes y dijeron que los clientes cargaban más bolsas de compras que el año pasado.

No obstante, advirtieron de que un alza temprana de las ventas no garantiza una fuerte temporada en las semanas que faltan para la Navidad. Los pronósticos de ventas para las fiestas varían entre una caída de un 3 por ciento y un alza de un 2 por ciento.

"En esta tienda hay mucha gente y muchas bolsas de compras", dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Macy's, Terry Lundgren, en referencia a la tienda emblemática de la empresa en Manhattan

En su mayoría, los consumidores salieron a comprar más que a pasear.

Linda Stone acudió pronto al centro comercial SouthPark Mall en Charlotte, en el estado de Carolina del Norte.

"Hay más gente que nunca", dijo Stone, que ha convertido en una tradición los paseos de Viernes Negro con sus amigas.

MULTITUD CONTROLADA

Se esperaba que unos 134 millones de consumidores de Estados Unidos salieran en busca de regalos este fin de semana, que va desde el Viernes Negro hasta el domingo, según la Federación Nacional Minorista.

Las tiendas de descuento como Wal-Mart Stores y Target verán previsiblemente el mayor tráfico durante el fin de semana largo, seguidas de los grandes almacenes como Macy's y Kohl's.

Algunos compradores esperaban desde antes del amanecer este año, pero la situación estaba más controlada que en ocasiones anteriores, porque las tiendas tomaron precauciones como una apertura más temprana y mayor control de accesos.

Las cadenas de tiendas han insistido en que no se verán obligadas a vender con grandes descuentos, como en 2008, y han pasado gran parte del último año reduciendo sus inventarios para proteger su margen de ganancias.

"El caos y el frenesí se han eliminado. Ahora hay una buena oportunidad de negocios y de ahorro para los consumidores" dijo Marshal Cohen, analista del sector minorista de NPD Group.