Público
Público

VIH y la tuberculosis deberían tratarse a la vez, dice estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tratar la tuberculosis (TB) y el virus del sida de forma simultánea salva el doble de vidas que aplicar un enfoque para abordar primero la TB, informaron investigadores.

El tratamiento dual provocó una reducción del 56 por ciento en las muertes por todas las causas, en un gran estudio sudafricano publicado en New England Journal of Medicine.

Alrededor de 33 millones de personas en todo el mundo están infectadas con VIH, el virus del sida, y 9,2 millones fueron recientemente diagnosticadas con tuberculosis pulmonar, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En muchos casos, la supresión del sistema inmunológico por parte del VIH permite el desarrollo de la bacteria mortal de la tuberculosis. En Sudáfrica, alrededor del 73 por ciento de los pacientes con TB también tienen el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Aun así, los médicos se resisten a tratar ambas enfermedades a la vez y en cambio suelen primero abordar la TB. Su preocupación se basa en la interacción de fármacos, la acumulación de efectos secundarios y la gran cantidad de píldoras que los pacientes deben tomar a diario.

"El riesgo de efectos adversos aumenta sustancialmente", dijo el doctor Salim Abdool Karim, de la University of KwaZulu-Natal, en Durban, Sudáfrica, en una entrevista telefónica.

El tratamiento de la TB implica meses de antibióticos. El VIH es incurable y los pacientes deben tomar cócteles de fármacos antivirales de por vida.

"Lo que no queremos son pacientes que dejen de tomar los medicamentos para la TB", dijo Karim. "Por eso, la mayoría de los médicos que tratan a un paciente con ambas enfermedades prefieren primero terminar con los fármacos para la TB y luego comenzar con los antirretrovirales", señaló.

El equipo analizó a más de 600 pacientes con TB y VIH.

La tasa de mortalidad fue un 5,4 por ciento por año para los voluntarios que recibieron un tratamiento simultáneo, en comparación con el 12,1 por ciento para aquellos que primero fueron tratados por la TB y recibieron terapia para el VIH a los seis meses.

Los resultados fueron tan convincentes que la OMS decidió modificar sus guías para pedir que ambas enfermedades sean tratadas a la vez.

El estudio también generó cambios en la política nacional en Sudáfrica, dijo Karim.

Por una cuestión práctica, explicó, el tratamiento para la TB generalmente comienza unas semanas antes que la terapia del VIH porque el primero es inmediato.

En cambio, recibir los test del VIH puede llevar una semana, y además los pacientes necesitan tiempo para conocer las complejidades de tomar los fármacos contra el sida.