Público
Público

Villa busca superar a Raúl como máximo goleador de la selección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hombre con la que posiblemente es la barba más pequeña del fútbol es el delantero de la selección española David Villa, que debuta el miércoles en el Grupo H ante Suiza.

La perilla de David Villa, un pequeño mechón de pelo debajo de su labio inferior, es tan conocido por sus rivales y los aficionados al fútbol como su infalible olfato de gol.

El tímido jugador de 28 años ha conseguido 36 goles en sus 55 partidos con España desde que debutó contra San Marino en 2005 y es el segundo máximo goleador de la selección.

Villa está a tan sólo ocho goles del récord de Raúl, que firmó 44 tantos en sus 102 apariciones con la 'Roja', y después de quedarse con el tan querido número siete dejado por el delantero madridista, ahora se dispone a reemplazarle como el primer anotador de su país.

Hijo de un minero de Asturias, Villa empezó jugando en el club de su tierra, el Sporting de Gijón, para posteriormente pasar por el Real Zaragoza y terminar luego en el Valencia, club en el que ha jugado las últimas cinco temporadas. Pero el pequeño delantero ha cambiado de aires tras fichar por el Barcelona, donde jugará las próximas cuatro temporadas con opción a una más, por 40 millones de euros.

Es un jugador rápido, que realiza inteligentes carreras por todo el campo y que es peligroso en situaciones a balón parado. Cómodo con cualquiera de sus dos pies, a veces puede desplazarse atrás y a las bandas para buscar el balón cuando juega con su otro compañero en la selección Fernando Torres, mientras que el más que fornido delantero del Liverpool se dedica a recibir los balones en el centro.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, le ha utilizado frecuentemente cómo único delantero e incluso como extremo, donde su estilo de juego le permite ayudar en el centro del campo.

La operación de rodilla a la que se ha sometido Torres puede significar que la carga del gol recaiga sobre el delantero asturiano en el Mundial, aunque Villa ha luchado también con una serie de pequeños golpes y lesiones a lo largo de la temporada.

Villa fue el máximo goleador de la Eurocopa en 2008 con cuatro tantos, a pesar de perderse la mayor parte de la semifinal y la final por lesión.