Público
Público

Villa muestra que España no necesita a Torres o Llorente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Toda la semana los aficionados españoles han estado debatiendo cuál de los dos Fernando debería liderar el centro del ataque de la selección española: si el titular y consagrado Torres o el joven Llorente.

Al final de la victoria por 1-0 en cuartos de final ante Paraguay, la respuesta era muy clara. ¿Quién se puede preocupar cuando se tiene a un delantero como David Villa en el equipo?.

El quinto gol de Villa en el torneo, el tanto del triunfo español tras aprovechar un rebote que la fortuna le puso a los pies, es sólo la mitad de la respuesta.

La otra es que jugando con Villa como delantero España perdió mucho ante Paraguay el sábado.

Hasta que Torres se retiró a los 56 minutos, sustituido por Cesc Fàbregas, España había luchado por romper una muy bien organizada defensa paraguaya.

España abrió el partido con la esperanza de crear los espacios para penetrar en la zaga "albirroja", pero la aplicación defensiva paraguaya y la falta de movimiento de Torres hicieron que el fútbol hilvanado de los españoles fuera en vano.

Las críticas que Torres ha recibido en este torneo por unas actuaciones que han estado debajo de su habitual nivel son algo injustas, puesto que el jugador no tiene la culpa de ser considerado titular tras salir de una operación de rodilla y no estar en la forma física que se necesita para encuentros de este nivel.

Fàbregas salió del banquillo para jugar en el centro del campo y Villa, que lo había hecho por las bandas, pasó a una posición central en el ataque, mientras que Andrés Iniesta comenzó a jugar por el sector izquierdo.

La importancia del cambio quedó enmascarada en parte por un penalti que llegó momentos después para Paraguay, pero unas vez que Iker Casillas parara el lanzamiento de Oscar Cardozo, la nueva forma futbolística de España se hizo evidente.

OPORTUNO

Fue Villa quien corrió por el centro y fue derribado para que España tuviera la posibilidad de abrir la cuenta de penaltis, que Xabi Alonso convirtió pero fue obligado a repetir debido a una invasión en el área. La segunda vez Justo Villar contuvo el remate del centrocampista del Real Madrid.

Los penaltis perdidos calmaron el partido, algo que fue muy bueno para España.

Hasta entonces, el plan de juego de los dirigidos por Gerardo Martino había sido claro, sofocando el juego de toque de la "Roja", pero tan pronto como la ambición paraguaya creció, España encontró la puerta entreabierta para llegar al área rival.

Con Villa en el corazón de su defensa e Iniesta, Xavi y Fàbregas por los laterales, España comenzó a amenazar de una manera que no había conseguido previamente.

Cuando Xabi Alonso fue remplazado por el delantero Pedro a 15 minutos del final, estaba claro que el seleccionador Vicente del Bosque no deseaba ir a la prórroga.

Esta sustitución dio sus frutos y Pedro remató al poste antes de que Villa captara el rebote y anotara la apertura del marcador.

España no deslumbró con su fútbol de la Eurocopa, pero se ganó un lugar en semifinales contra Alemania y recordó cuáles son sus puntos fuertes.

España tiene en Villa un delantero moderno perfecto, capaz de moverse por las bandas y por el centro del ataque, con una enorme capacidad de regate y de pase, y una definición mortal.

Contra los alemanes, Del Bosque deberá decidir si a Villa lo utiliza en el centro o en la banda izquierda.