Público
Público

Villepin demanda a Sarkozy por declaraciones sobre el juicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los abogados del ex primer ministro francés Dominique de Villepin, procesado por un escándalo de difamación, presentaron el lunes una demanda contra el presidente Nicolas Sarkozy por decir en una entrevista que Villepin es "culpable".

Villepin está acusado de intentar sabotear la campaña de Sarkozy para lograr la presidencia en 2007 al implicarle en un escándalo de corrupción con documentos falsificados de la institución financiera Clearstream, con sede en Luxemburgo.

Él niega haber cometido cualquier ilegalidad y acusa a Sarkozy de tener una fijación obsesiva con el caso, y argumenta que su participación en el juicio como parte civil es inconsistente con su cargo de jefe del Estado.

La semana pasada, en una entrevista en los dos principales telediarios vespertinos, Sarkozy, que es abogado, dijo que los jueces que habían hecho la instrucción habían "decidido que los culpables deberían ser presentados ante un tribunal penal".

Los abogados de Villepin afirman que las declaraciones y la utilización del término "culpable" viola el principio de presunción de inocencia de su cliente, uno de los cinco procesados en el caso.

"Según estas declaraciones, no hay duda sobre la culpabilidad de los acusados, y los jueces no tendrán nada que hacer, aparte de repartir las responsabilidades", dijo la demanda, publicada en la página web de Le Monde.

La oficina presidencial no quiso hacer comentarios.

Se espera una primera vista judicial en las próximas semanas, pero no podrá haber ningún resultado hasta dentro de varios años, ya que la legislación francesa concede inmunidad a los presidentes en el ejercicio de su cargo.

INTERÉS PÚBLICO

El caso Clearstream ha sido el escándalo político más cáustico en los últimos años, y ha puesto de manifiesto la amarga rivalidad que se desató entre Villepin y Sarkozy cuando intentaban posicionarse para suceder a Jacques Chirac en 2007.

Un sondeo de LH2 conocido el lunes mostraba que un 53 por ciento de los franceses está siguiendo el caso con interés, a pesar de su complejidad, aunque un 52 por ciento dice no confiar en que el sistema judicial celebre un juicio justo.

La demanda de Villepin ensombreció la cuarta sesión del juicio, durante el cual alguno de los 40 demandantes atacaron a Jean-Louis Gergorin, el antiguo directivo del grupo aeroespacial EADS, que se sienta junto a Villepin en el banquillo de los acusados.

Gergorin, un antiguo corredor con vínculos con los servicios secretos, está acusado de pasar los documentos falsificados al juez que investigaba un caso de sobornos relacionado con un gran acuerdo armamentístico con Taiwán a finales de los 90.

Los fiscales creen que trataba de desacreditar a rivales políticos y económicos en EADS con estos documentos, unas listas falsas de cuentas mantenidas al parecer en Clearstream. Villepin está acusado de instruir a Gergorin para que pasara la lista al juez y así desacreditar a Sarkozy.