Público
Público

De Villiers y Katrinak se imponen en sus categorías, Sainz con problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El surafricano Giniel de Villiers (Volkswagen) se impuso en la categoría de coches de la tercera etapa del Rally Centroeuropeo mientras su compañero de equipo el español Carlos Sainz sufrió problemas mecánicos y el eslovaco Jaroslav Katrinak (KTM) se adjudicó la victoria parcial en la división de motos.

La tercera jornada del Rally Centroeuropeo se disputó entre las localidades rumanas de Baia Mare y Debrecen sobre un recorrido total de 437 kilómetros dividido en dos tramos especiales de 70 y 76 kilómetros cada uno y dos más de enlace, uno al principio de la jornada de escasamente treinta kilómetros y otro al final, mucho más largo, con 227 kilómetros en total

Fue en el primer tramo especial cronometrado cuando el piloto español Carlos Sainz tuvo un problema con la caja de cambios de su Volkswagen que le hizo perder más de ocho minutos, aunque una vez solventada la situación, el madrileño tiró con fuerza para adjudicarse la victoria en el segundo tramo especial con autoridad.

Además, Carlos Sáinz se erigió en protagonista involuntario del abandono del japonés Hiroshi Masuoka, con el que se vio involucrado en un accidente del que el peor parado fue su copiloto, Pascal Maimon, quien se fracturó un tobillo.

En tanto el surafricano Giniel de Villiers era el que se adjudicaba la victoria en el cómputo general de la jornada, el francés Stephane Peterhansel (Mitsubishi) se garantizó la segunda plaza, lo que le mantiene al frente de la general provisional de la competición e incluso le sirve para aumentar aún más la ventaja respecto al segundo clasificado, el alemán Dieter Depping (Volkswagen), quien hoy cedió casi dos minutos a su rival en los dos tramos especiales cronometrados.

Los problemas del francés Cyril Despres (KTM) y el abandono por caída del español Marc Coma (KTM) dejaron el camino expedito al también francés David Casteau (KTM), quien concluyó tercero la jornada, justo por detrás del eslovaco Jaroslav Katrinak y del propio Despres, quien el arañó algo más de un minuto, pero todavía se encuentra a casi catorce minutos de él en la general provisional.