Público
Público

Vinculan dieta mediterránea con reducción riesgo cáncer mamario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las seguidoras de la dietamediterránea tendrían menos riesgo de desarrollar cáncer demama después de la menopausia que las mujeres con otro patrónalimentario.

Tras controlar a 14.800 mujeres griegas durante una década,investigadores hallaron que las que más adherían a la dietatradicional eran menos propensas a tener el diagnóstico tumoralque el resto.

Esa relación se registró sólo en mujeres en laposmenopausia. Aquellas que más adherían a la dietamediterránea eran un 22 por ciento menos propensas adesarrollar cáncer mamario durante el estudio que las que menosadherían a ese tipo de alimentación.

Los resultados, publicados en American Journal of ClinicalNutrition, no prueban que la dieta proteja del cáncer. Pero sílo hacen nuevos estudios.

Los autores estiman que si todas las participantes hubiesenadherido a la dieta mediterránea tradicional, se habríaprevenido un 10 por ciento de los 127 cánceres mamariosdetectados en la posmenopausia.

A pesar de que los resultados son preliminares, se suman alas evidencias que asocian la dieta mediterránea con unareducción del riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca yciertos cánceres, como los de colon y estómago.

La dieta mediterránea tradicional es rica en pescado,aceite de oliva, vegetales, granos integrales, frutos secos ylegumbres, y contiene relativamente poca carne roja y lácteos.

Durante años, los científicos propusieron que la dietaexplicaría por qué los países del Mediterráneo tienen tasashistóricamente bajas de enfermedad cardíaca y algunos cánceres,incluido el de pecho, comparados con otros países en Europa yEstados Unidos.

Hasta ahora, sólo dos estudios, realizados en EstadosUnidos, habían analizado la relación entre la alimentaciónmediterránea y el riesgo de desarrollar cáncer mamario. Amboshallaron un nexo entre la dieta y la disminución del riesgo dedesarrollar la enfermedad, aunque en un estudio lo identificósolamente para los cánceres sin receptores de estrógeno, queson un cuarto de los tumores de mama.

El nuevo estudio se concentró en las mujeres de Grecia, la"cuna" de la dieta mediterránea, donde gran parte de lapoblación la sigue manteniendo, según explicó a Reuters Healthel doctor Dimitrios Trichopoulos, investigador principal delestudio.

Al inicio de la investigación, las participantesrespondieron cuestionarios alimentarios detallados e informaronsobre el estilo de vida.

Cada mujer recibió un puntaje de adherencia a la dietamediterránea, de 0 a 9, según la frecuencia con la que consumíavegetales, legumbres, frutas, frutos secos, granos integrales,pescado y aceite de oliva u otras fuentes de ácidos grasosmonoinsaturados; también ganó puntos si consumía poca carne ylácteos.

A 240 de las 14.800 participantes se les diagnosticó cáncerde pecho durante los 10 años de seguimiento.

Las mujeres posmenopáusicas con entre 6 y 9 puntos eran un22 por ciento menos propensas a desarrollar la enfermedad quelas participantes con entre 0 y 3 puntos, aun tras considerarfactores como la edad, la educación, el tabaquismo, el peso yla actividad física.

Los resultados muestran una relación entre la dietamediterránea y una reducción del riesgo de desarrollar cáncermamario, pero no prueban una relación causa-efecto, segúnTrichopoulos, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, enBoston, y de la Oficina de Investigación Epidemiológica de laAcademia de Atenas, en Grecia.

El autor sostuvo que se necesitan más estudios paraconfirmar los resultados, aunque otras evidencias sugieren cómola dieta mediterránea podría reducir el riesgo de tenercáncer.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 14de julio del 2010