Público
Público

Vino caliente con azúcar y galletitas de jengibre

Los mercadillos de Navidad de Viena llenan de luz y alegría las plazas y calles más céntricas de la capital del antiguo imperio austrohúngaro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El oscuro invierno cubre la ciudad y los primeros copos de nieve empiezan a caer sin descanso. De pronto unas luces distintas nos indican el lugar del bullicio y la reunión. Nos llega el rumor de lo que debe ser un mercado en plena calle.

Si hay algo inevitable en estos días prenavideños es encontrarse, en prácticamente todos los pueblos y ciudades de Austria, en las plazas y lugares más tradicionales, con los deliciosos mercados navideños. Aquí, como en la vecina Alemania, reciben el nombre de Weihnachtsmarkt y se celebran durante la época del adviento. Para el día de la Navidad ya están cerrados. Llenan con luces y colores estos días de vísperas.

Las calles y plazas, a pesar del frío intenso, se animan de una manera distinta. Los puestos o portales de venta se arraciman en los lugares más tradicionales del comercio de la ciudad o frente a sus lugares históricos. Es una tradición y una costumbre que viene de siglos y que perdura todavía ante la emocionada mirada de los niños.

También los mayores nos dejamos tentar por comidas típicas como el lebkuchen (galletas de almendra), las crepas, los panqueques o los spekulatius (típicas galletas navideñas de diversas formas y motivos), sucumbimos ante un sinfín de golosinas, figuras de chocolate, algodón de azúcar, nueces tostadas, castañas calientes, salchichas con pan, hígado encebollado, patatas al horno y otras especialidades.


Cómo remedio contra el frío, además de gorros, guantes y bufandas, es muy recomendable el Glühwein, una preparación vino tinto y especias que se toma caliente, o bien ponche, o un Feuerzangenbowle (una variante alemana del ponche) o un Glühmost (más común en Austria). Sin olvidar otras bebidas frías la Bockbier, una cerveza de catorce grados que se suele tomar en Navidad.

Y luego, de manera reiterativa, la imparable catarata de todo tipo de adornos navideños, luces, figuras, esferas, coronas de adviento y centenares de artículos alusivos que prácticamente ahogan al semiescondido vendedor.

Pero casi todos estos mercados navideños suelen tener, además, un programa de actividades. Desde representaciones de San Nicolás o del Niño Dios en las que al final se reparten regalos, hasta nacimientos vivientes con burros, ovejas, cabras, etc. en un escenario diseñado para la ocasión.

En Viena
El mercado más tradicional de la capital austriaca es el de la plaza del Ayuntamiento o Rathausplatz. Se trata del Christkindlmarkt o mercadillo del Niño Jesús y transforma la plaza en un paisaje propio de las leyendas de Navidad. Delante del edificio neogótico hay numerosos kioscos o puestos que venden todo tipo de dulces, variada artesanía, adornos para el árbol de Navidad y artículos de regalo. Los árboles de la plaza del Ayuntamiento lucen con imaginativas decoraciones que se iluminan de forma encantadora al anochecer.

En la cercana plaza de María Teresa, entre el Museo de Historia del Arte y el Museo de Historia Natural, la Aldea de Navidad ofrece la más típica y auténtica artesanía austriaca. También encontrarás todo tipo de regalos y belenes o pesebres tradicionales en el Altwiener Christkindlmarkt o mercadillo Antiguo Vienés del Niño Jesús, instalado en la plaza Freyung.

El Mercadillo de Cultura y Navidad, situado delante del Palacio de Schönbrunn, desprende estos días una atmósfera romántica realmente encantadora. Otro escenario idílico, de impronta casi imperial, es el mercadillo navideño situado en los alrededores del palacio de Belvedere. Docenas de puestos rodean al palacio barroco y ofertan desde adornos navideños, regalos o pequeños souvenirs hasta especialidades vienesas como el pan de jengibre, galletas de canela, el tradicional vino o el ponche caliente.

En el monte de Cobenzl, una de las colinas de los famosos Bosques de Viena, bajo el lema Natürlich Christkindl se celebra otro mercadillo de aire más alternativo y que apuesta por los productos naturales y ecológicos. Tienen un programa especial para los niños e incluso su propia granja.

Mercadillo vienés del Niño Jesús Encanto de Adviento



Aldea de Navidad


Mercadillo Vienés Antiguo del Niño Jesús



Mercadillo de Cultura y Navidad


Mercadillo de Adviento


Mercadillo de Navidad en Cobenzl





Turismo de Viena
Turismo de AustriaVuelos Madrid-Viena
Vuelos Barcelona-Viena
Hoteles en Viena