Público
Público

La violencia doméstica produce lesiones faciales distintivas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un nuevo estudio indica quelas mujeres víctimas de la violencia de su pareja suelen tenerpatrones distintos de lesión facial que aquellas que sufren untraumatismo en la cara por otras causas.

La violencia en la pareja (el abuso perpetrado por unesposo u otro ser amado) afecta a entre el 25 y el 33 porciento de las mujeres en Estados Unidos y representa el 34-73por ciento de las lesiones faciales femeninas, explicó elequipo de la doctora Oneida A. Arosarena, de la Escuela deMedicina de Temple, en Filadelfia.

El estudio fue publicado en la revista Archives of FacialPlastic Surgery.

Para los autores, los cirujanos plásticos y otrosprofesionales de la salud que atienden a pacientes con lesionesen la cara están "en una posición única para identificar a esasvíctimas y derivarlas a los programas locales de violenciadoméstica para que reciban asistencia para proteger suseguridad, información y apoyo, según las necesidades yelecciones de cada mujer".

El equipo estudió a 326 mujeres tratadas por lesionesfaciales en el Centro Médico de la University of Kentucky entre1998 y el 2004. La mayoría de las lesiones se debían aaccidentes automovilísticos y caídas (el 42,6 y el 21,5 porciento, respectivamente).

Dieciocho de las 45 pacientes con lesiones por violencia(el 13,8 por ciento) habían sufrido abuso de parte de supareja.

A diferencia de otras pacientes, las víctimas de violenciadoméstica eran más propensas a tener fracturas óseas alrededorde los ojos, fracturas complejas en los pómulos y lesionescerebrales.

Las mujeres víctimas de violencia de parte de undesconocido o de un tercero no identificado eran mucho máspropensas a tener fracturas en la mandíbula.

Esta información ayudaría a los médicos a reconocer a lasmujeres víctimas de violencia doméstica, sostuvo el equipo.

Los autores hallaron también que sólo una de cada cuatromujeres en riesgo de haber sufrido violencia de parte de supareja recibía una derivación a los servicios de protección queexigen las normas estatales y la política hospitalaria.

"El subregistro de la violencia doméstica íntima siguesiendo un obstáculo para que muchas víctimas reciban laintervención social adecuada", concluyeron los investigadores.

FUENTE: Archives of Facial Plastic Surgery, enero/febrerodel 2009