Público
Público

Vioxx siguió haciendo daño luego de que los pacientes lo dejaron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

El analgésico Vioxx, que ellaboratorio Merck retiró del mercado en el 2004, siguió generandocoágulos sanguíneos y, quizás, muertes aun después de que lospacientes dejaran de tomarlo, informó un equipo de científicos deEstados Unidos.

Se estima que en los cinco años que el fármaco estuvodisponible provocó unas 40.000 muertes.

Los nuevos resultados, publicados en Archives of InternalMedicine, surgen de datos que Merck presentó en el juiciomultimillonario contra la compañía.

Esos hallazgos revelan que los usuarios de Vioxx (rofecoxib)duplicaron sus posibilidades de desarrollar coágulos sanguíneos ode morir en el primer año y medio tras suspender el tratamiento,lo que confirma resultados previos de que los efectos duraríanhasta un año.

Se desconoce qué ocurre después, dijo el doctor Joseph Ross,de la Escuela de Medicina de Yale, que participó del estudio.

"Aún no hay indicios que sugieran que los pacientes tenganque conversar con los médicos si están en riesgo luego de más deseis años de haber suspendido el Vioxx", señaló a ReutersHealth.

Su coautor, el doctor Harlan Krumholz, de Yale, dijo que elestudio extiende la preocupación sobre los analgésicos de lamisma clase de Vioxx, los inhibidores selectivos de la COX-2.

Cuando los científicos descubrieron esos fármacos, esperaronreducir el riesgo de úlceras en usuarios crónicos deantiinflamatorios no esteroides (AINE), como las personas conartritis reumatoidea.

Pero la mayoría de los inhibidores de la COX-2, un subgrupode AINE, comenzó a tener problemas de seguridad unos años despuésde su aprobación. Y, ahora, sólo Celebrex (celecoxib), de Pfizer,permanece en el mercado estadounidense.

Otros AINE son la aspirina, el ibuprofeno, el naproxeno y elketoprofeno.

El equipo estudió a 617 pacientes que habían suspendido eluso de Vioxx o una píldora placebo luego de más de 1,5 años. Alos seis meses, 22 pacientes usuarios de Vioxx desarrollaroncoágulos y 23 murieron. Esas cifras en el grupo tratado conplacebo fueron de seis y nueve, respectivamente, a los cuatromeses.

Eso se traduce en una tasa de mortalidad o de formación decoágulos sanguíneos de 0,11 por año luego de suspender el Vioxx,el doble que en el grupo tratado con placebo.

"Esto muestra la necesidad de realizan más estudios paracomprender cómo esos fármacos confieren riesgo", dijo Krumholz.

"Para mí, los estudios sobre qué sucedió con los pacientesdespués de suspender el uso de Vioxx serán más importantes quelos estudios para conocer el riesgo que tenían durante suconsumo", añadió el experto.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 13 de diciembredel 2010