Público
Público

Virgin compra Northern Rock, prólogo de la crisis

Branson paga 900 millones, la mitad de lo que costó nacionalizarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno británico anunció ayer la venta de parte del banco nacionalizado Northern Rock (una de las primeras víctimas europeas de la crisis financiera) a Virgin Money, parte del conglomerado Virgin Group de Richard Branson, por 747 millones de libras (900 millones de euros) pagaderos el próximo 1 de enero, fecha en la que se completará la primera fase de la adquisición.

La cifra viene a ser la mitad de los 1.400 millones de libras (1.800 millones de euros) que ha costado la operación nacionalizadora, aunque el Gobierno espera conseguir otros 280 millones de libras (350 millones de euros) en futuros pagos en los próximos años, dependiendo de si el nuevo banco cotiza en la Bolsa de Londres y de otras condiciones. El próximo mes de junio, si todo va según las previsiones, Virgin Money deberá desembolsar otros 50 millones de libras (60 millones de euros).

Reino Unido espera conseguir otros 350 millones en futuros pagos

Northern Rock, una hipotecaria, fue nacionalizada en febrero del 2008, convirtiéndose en síntoma del contagio de la crisis financiera que estalló en Estados Unidos y en el prólogo de lo que se avecinaba. Virgin Money ya intentó adquirir la entidad a finales de 2007, cuando se conocieron los problemas que comenzaba a padecer. Ahora, se ha comprometido a mantener la plantilla de 2.500 puestos de trabajo (tenía 5.500 en el 2008), al menos en los próximos tres años, y no moverá la sede central, ubicada en Newcastle, norte de Inglaterra. No obstante, el grupo sí sacrificará su nombre (la roca del norte) a favor de Virgin Money.

Dice el refrán que quien la sigue la consigue, y ayer JayneAnne Gadhia, directora ejecutiva de Virgin Money, reconocía que la compra le va como anillo al dedo al grupo. Virgin Money cuenta con tres millones de clientes en tarjetas de crédito, notable actividad en seguros e inversiones, la mayoría por teléfono o por la red; por su parte, Northern Rock dispone de un millón de clientes, su fuerte son las hipotecas, las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes, y dispone de 70 oficinas por todo el país, que ahora serán una ventana de Virgin Money a la banca de la calle mayor.

'Los dos negocios se complementan a la perfección', aseguró la directora ejecutiva de la entidad compradora, quien en 2007 mostró públicamente su decepción al no poder adquirir el banco.

El millón de clientes de la hipotecaria se sumará a los tres millones de Virgin

El ministro de Finanzas, George Osborne, calificó ayer la venta como 'el primer paso importante para sacar a los bancos de la propiedad del contribuyente'. Las arcas del Estado (o lo que es lo mismo, el contribuyente británico) son las que han salido perdiendo en la nacionalización y venta de Northern Rock.

El banco, tras su nacionalización, fue dividido en dos partes: Northern Rock y Northern Rock Assets Management, en la que se colocaron los activos tóxicos de la entidad. Virgin Money ha adquirido Northern Rock Plc, que ha estado operando con relativa normalidad en los últimos años.