Público
Público

Un virtuoso Villa es de nuevo el arma letal de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Villa ha encontrado la rica veta de la forma en que se puede ganar un Mundial al tiempo que la explota, por lo que España está bastante confiada de que puede añadir un premio mayor a la corona europea.

La sangre fría de Villa bajo la presión ante Portugal el martes, su cuarto gol en el torneo y el número 42 en 62 partidos con "la Roja", clasificaron a España a los cuartos de final, donde se medirá a Paraguay.

También subrayó su posición como uno de los goleadores más letales del mundo y demostró que el seleccionador Vicente del Bosque ha conseguido sacar el mejor partido del asturiano en Sudáfrica, mientras que algunos de los mejores delanteros del mundo han fracasado.

El compañero de Villa Fernando Torres realizó otra pobre actuación en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo, donde España ganó 1-0 a Portugal el martes, mientras que Cristiano Ronaldo, Mejor Jugador del Año en 2008, desapareció casi por completo en la segunda mitad y se marcha a casa con sólo un gol.

Torres reapareció tras una operación de rodilla poco antes del torneo y parece que le falta el ritmo y la fuerza que le convirtieron en el terror de los defensas en el pasado.

Del Bosque le cambió cuando se llevaban jugados 10 minutos del segundo tiempo, y su decisión de sacar al alto riojano Fernando Llorente resultó ser un golpe maestro.

España había disfrutado de su habitual dominio de la posesión frente a una defensiva Portugal, pero carecía de velocidad de balón y de verticalidad por lo que los defensas Bruno Alves y Ricardo Carvalho no pasaron grandes apuros.

Llorente causó un impacto inmediato, usando su corpulencia y altura para sacar fuera a la pareja de centrales, cambiando la dinámica del partido.

Participó en la combinación de pases cortos que permitió a Villa marcar el gol y casi marca el mismo en dos ocasiones. Llorente será una valiosa arma para que Del Bosque la tenga en la recámara contra los paraguayos e incluso más adelante.

Pero fue Villa el que volvió a marcar la diferencia para España y sus goles le colocan a solo dos del récord nacional de Raúl de 44 dianas.

Demostró su versatilidad cuando su disparo con el pie izquierdo fue atajado por Eduardo pero tuvo la capacidad de reaccionar para cambiar a su derecha y rematar a la red con un defensa intimidándole por detrás.

Villa fue el máximo goleador de la Eurocopa 2008 incluso perdiéndose la final por lesión, pero si España consigue ganar su primer Mundial el 11 de julio, no será una sorpresa si el asturiano anota el gol decisivo.