Público
Público

Vita, la perra rescatada del comercio de carne en China

La organización Igualdad Animal la trajo a España cuando estaba preñada de siete cachorros y a punto de ser sacrificada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hacinados en jaulas, sin agua y sin comida viajan miles de kilómetros en camiones de una provincia a otra de China. De ese infierno, en el que todavía viven millares de perros, ha sido rescatada Vita. La organización Igualdad Animal la ha traído a España para liberarla de una granja y con el objetivo de reclamar el fin del comercio de la carne de perro en el país asiático. El 7 de abril Igualdad Animal inició una campaña internacional para conseguir el fin de la carne de perro y, hasta la fecha, han firmado la petición más de 120.000 personas.

Durante su investigación los activistas lograron engañar a los trabajadores del matadero en Zhanjiang y rescatar a Vita, que estaba a punto de ser sacrificada. Una vez liberada, Igualdad Animal decidió llevar a la perra a Madrid para poder hacerla seguimiento y que al mismo tiempo su historia ayudase a acabar con el cruel comercio de carne de perro en China. 'Decidimos que lo mejor era traerla aquí, viendo cómo era la situación en China. Era necesario para poder hacerla un seguimiento y que alguien la pudiera adoptar', explica Javier Moreno, cofundador de Igualdad Animal. 

Pese a las penosas situaciones de vida bajo las que subsistió Vita, la perra quedó preñada de siete cachorros. Una sorpresa de la que su adoptante se percató cuando la llevó al veterinario. 'Cuando me contaron la historia dije que yo tenía que ser esa adoptante para dar la vida que se merece a la perra y a sus perritos', relata la dueña en el vídeo difundido por la organización.

En la campaña colaboran también otras organizaciones y activistas locales chinos, cuyo objetivo es cooperar con asociaciones similares y activistas locales chinos, así como concienciar sobre el maltrato y crueldad de este comercio y ayudar a conseguir la prohibición del comercio de carne de perro en China. Para la organización, la historia de Vita debe servir como ejemplo de lucha contra los millones de perros que son masacrados cada año en el país asiático.