Público
Público

Vitamina C en altas dosis aumenta riesgo de cataratas en mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las mujeres que toman dosisaltas de vitamina C tienen más riesgo de padecer cataratasasociadas con la edad, indicó un estudio realizado en Suecia.

Entre unas 24.600 mujeres estudiadas durante más de ochoaños, las que consumían una dosis de 1.000 miligramos devitamina C de manera regular u ocasional eran un 25 por cientomás propensas que las que no usaban el suplemento a que se lesextirpen cataratas.

El riesgo era aún mayor en las usuarias de vitamina C extradurante 10 años o más o que tenían 65 años o más, o que tomabanterapia de reemplazo hormonal o corticoesteroides.

Pero en American Journal of Clinical Nutrition, el equipode Alicja Wolk, del Instituto Karolinska, en Estocolmo,advierte que la relación aparente entre la vitamina C y elriesgo de cataratas excluye a la vitamina C derivada de lasfrutas y las verduras.

En cambio, el estudio evaluó el riesgo de cataratasasociado con altas dosis de suplementos con vitamina C comunesen Suecia. Según los autores, los resultados respaldanhallazgos previos.

El 59 por ciento de las mujeres de 49 a 83 años con buenasalud general dijo que usaba algún suplemento alimentario. El 5por ciento de ellas manifestó tomar sólo vitamina C y el 9 porciento, multivitaminas con unos 60 miligramos de vitamina C.

De las 1.225 mujeres que usaron sólo vitamina C, a 143(casi el 13 por ciento) se les extirparon cataratas durante elestudio.

En cambio, se eliminaron cataratas en 878 de 9.974 mujeresque no usaban suplementos (el 9 por ciento) y en 252 de 2.259usuarias de multivitaminas (el 11 por ciento).

El aumento del riesgo de cataratas en las consumidoras desuplementos, versus las no usuarias, se mantuvo evidente enanálisis que consideraron la edad en intervalos de cinco años,el tamaño de cintura, la educación, el tabaquismo, el consumode alcohol y el uso de fármacos, como terapia de reemplazohormonal.

El equipo opina que se necesitan más estudios paraconfirmar los resultados, en especial en las mujeres mayorestratadas con terapia de reemplazo hormonal o esteroides, comoasí también estudios sobre los mecanismos que promoverían esaasociación.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, publicaciónonline por adelantado el 19 de noviembre del 2009