Público
Público

La vitamina A podría no prevenir el asma, según un estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

A pesar del importante rol dela vitamina A en el desarrollo de los pulmones, investigadoreshallaron que dar el nutriente a mujeres embarazadas o a niñosen edad preescolar en Nepal no los protegió del asma.

Pero los resultados no significan que la vitamina A no seasustancial, sobre todo en las regiones donde las deficienciasde la vitamina son comunes, de acuerdo a los científicos.

Las mujeres que tomaban suplementos de vitamina tenían unamenor probabilidad de morir durante el embarazo, por ejemplo. Ylas que tomaban vitamina A en ese período tenían niños conpulmones más grandes, un factor que ha sido ligado con unamejor supervivencia.

"Estamos limitando cuál es el efecto de la vitamina A",dijo el doctor William Checkley, de la Johns HopkinsUniversity, en Baltimore, que trabajó en el estudio.

Los pulmones necesitan vitamina A cuando están endesarrollo y el nutriente también está involucrado en mantenerel tejido pulmonar saludable a través del tiempo, explicaronlos investigadores en el European Respiratory Journal.

Además, estudios previos indicaron que las personas conmenores niveles de vitamina A en su sangre son más propensas asufrir asma. Pero esos estudios, llamados observacionales, nopueden detectar causas y efectos.

Checkley y su equipo quisieron comprobar si agregandovitamina A a las dietas de los niños o las mujeres embarazadaspodían bajar el riesgo infantil de asma. Para eso hicieron unseguimiento de dos ensayos diferentes en los que mujeres yniños nepaleses recibieron vitamina A o píldoras placebo.

Los estudios involucraron a más de 5.000 niños y adultosjóvenes, de 9 a 23 años, que habían recibido vitamina A o unplacebo en el preescolar, o cuyas madres habían hecho lo mismoantes y durante el embarazo. Todos vivían en un área rural deNepal donde es común la deficiencia de vitamina.

Los investigadores preguntaron a todos los niños si teníandificultad para respirar, tos o si alguna vez habían tenidoasma. También analizaron sus pulmones para comprobar cómofuncionaban usando un dispositivo llamado espirómetro.

Entre cero y el 2 por ciento de los niños dijo que habíatenido asma en algún momento y menos de un 1 por ciento lotenía actualmente, sin diferencias entre los grupos de placeboo vitamina.

Tampoco hubo disparidades en la cantidad de niños quereportaron dificultades o tos o en el funcionamiento de suspulmones en los dos grupos.

Aun así, Checkley afirmó que los resultados pudieron habersido diferentes en otro lugar. "El efecto de la vitamina Apuede variar con el entorno", dijo a Reuters Health.

"La prevalencia (del asma) era baja en Nepal", advirtió.

Es posible que en un área urbana, donde el asma es máscomún, proporcionar vitamina A a las madres embarazadas o a losniños los proteja mejor contra la enfermedad, aseguró.

Más de 300 millones de personas en todo el mundo tienenasma, dijo Checkley, y el incremento de su prevalencia hagenerado el interés de los investigadores para hallar a losposibles culpables.

La contaminación y las alergias han sido ligadas al asma ylos alimentos y la nutrición son otros blancos de estudio.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 23 de juniodel 2011