Público
Público

Vitaminas B ayudarían a controlar atrofia cerebral en ancianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Consumir dosis altas de vitaminas B entabletas diarias puede reducir a la mitad la tasa a la que seachica el cerebro en las personas mayores con problemas dememoria y desaceleraría el avance del problema hacia lademencia, mostraron datos de un estudio británico.

Científicos de la Oxford University indicaron que su ensayoclínico de dos años de duración es el mayor realizado hasta lafecha sobre el efecto de las vitaminas B en el "deteriorocognitivo leve", un importante factor de riesgo de laenfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

Expertos que comentaron sobre los resultados del estudiolos calificaron de importantes e instaron a que se efectúen másensayos a gran escala para ver si puede confirmarse laseguridad y efectividad de las vitaminas B en la prevención decondiciones neurodegenerativas.

"Este es un resultado muy drástico (...) Es mucho más de loque podríamos haber predicho", dijo David Smith, deldepartamento de farmacología de Oxford, que co-dirigió elensayo.

"Esperamos que este tratamiento simple y seguro demore eldesarrollo del Alzheimer en muchas personas que sufrenproblemas de memoria leves", agregó Smith.

El deterioro cognitivo leve (DCL) afecta a alrededor del 16por ciento de las personas mayores de 70 años y se caracterizapor problemas leves de pérdida de memoria, lenguaje y otrasfunciones mentales.

Aunque el DCL no suele interferir con la vida diaria, cercadel 50 por ciento de las personas diagnosticadas avanzan a laenfermedad de Alzheimer, mucho más severa, en unos cinco años.

El Alzheimer es una condición neurodegenerativa que afectaa 26 millones de personas en todo el mundo y para la queexisten pocos tratamientos y ninguna opción de cura por elmomento.

Smith y sus colegas estudiaron a 168 voluntarios con DCLque recibieron una píldora con altas dosis de ácido fólico,vitamina B6 y B12, o una pastilla placebo.

Estas vitaminas B son conocidas por controlar los nivelesen sangre de un aminoácido denominado homocisteína. La cantidadelevada de homocisteína en la sangre está vinculada con unaumento del riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer.

Helga Refsum, quien también trabajó en el estudio, destacóque se manejaron dosis extremadamente altas de las vitaminas."Se trata de una intervención farmacológica, no vitamínica",explicó.

Las píldoras, llamadas "TrioBe Plus", contenían unas 300veces más de la ingesta diaria recomendada de B12, cuatro vecesmás de los niveles aconsejados de ácido fólico por día y 15veces más de la cantidad pautada como límite diario para lavitamina B6.

Los resultados, publicados en la revista PLoS One,mostraron que en promedio, los cerebros de quienes tomaron lasvitaminas se encogieron a una tasa del 0,76 por ciento anual,mientras que entre quienes consumieron placebo el promedio dereducción cerebral fue del 1,08 por ciento.

Las personas con los mayores niveles de homocisteína alcomienzo del estudio fueron las más beneficiadas con eltratamiento, ya que sus cerebros se redujeron a la mitad de latasa de lo que lo hicieron quienes tomaron las píldorasfalsas.