Público
Público

Las vitaminas C y E no modifican el riesgo de parto prematuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Tomar altas dosis de lasvitaminas C y E en el embarazo no modifica el riesgo de tenerun parto prematuro, según reveló un nuevo estudio.

Los resultados sugieren que, a pesar de las pruebas de larelación entre la deficiencia de vitamina C y el partoprematuro, los suplementos del antioxidante no son una medidaefectiva de prevención, por lo menos en las mujeres con riegopromedio.

Junto con otro estudio reciente, los resultados contradicenel resto de las investigaciones sobre las vitaminas C y E enesas mujeres, publicaron investigadores en la revistaObstetrics & Gynecology.

Estudios previos habían hallado una conexión entre ladeficiencia de vitamina C y el aumento del riesgo de tener unparto prematuro, incluido el que se produce por rupturaprematura de bolsa antes de término, lo que desencadena eltrabajo de parto.

Además, la vitamina C influiría en el mantenimiento de laplacenta y las membranas que rodean al feto durante elembarazo, posiblemente al reducir el estrés oxidativo.

De modo que los investigadores empezaron a estudiar si lasvitaminas C y E, dos antioxidantes, reducirían el riesgo detener un parto prematuro y de desarrollar preeclampsia, unacomplicación gestacional que aparece por el aumento súbito dela presión y la acumulación de proteína en la orina.

El nuevo estudio es un análisis de un ensayo clínico,realizado con fondos federales de Estados Unidos y publicado aprincipio de año, sobre el efecto de las vitaminas C y E en ladisminución del riesgo de preeclampsia.

El equipo le indicó al azar a 10.154 embarazadas tomar unacombinación de vitaminas C y E o un placebo a partir de lanovena y décimo sexta semanas de gestación. Todas lasparticipantes tenían embarazos sin complicaciones y nopresentaban alto riesgo de tener un parto prematuro.

El grupo tratado con la vitamina ingirió 1.000 miligramos(mg) de vitamina C y 400 unidades internacionales (UI) devitamina E por día, que superan los 85 mg de vitamina C y las22 UI (unos 15 mg) de vitamina E que se recomiendan durante elembarazo.

El 7 por ciento de las mujeres en ambos grupos tuvo unparto prematuro.

Los resultados coinciden con los de un ensayo clínicoreciente, en el que las mujeres tratadas con dosis similares devitaminas C y E registraron tasas similares de parto prematuroa las de la cohorte tratada con placebo, señaló el equipo deldoctor John C. Hauth, de la University of Alabama.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, septiembre del 2010