Público
Público

Las viviendas que se venden son las rebajadas más del 30 por ciento, según expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las viviendas que se venden en la actualidad en España son activos sin problemas de estado o situación, que ofrecen descuentos de al menos un 30% desde los máximos de 2008 (2.100 euros el metro cuadrado), según expertos participantes en un foro organizado por el portal idealista.com.

Para estos analistas, "aunque hace años dicha cifra de desplome habría sido calificada de locura, ahora los que están cerca del mercado hablan de ella y la asumen con una gran normalidad".

Esta tendencia podría acentuarse en 2011, sobre todo por factores que afectan a la banca, según se incidió en la mesa redonda "Quo vadis, vivienda?", celebrada el pasado jueves, señala una nota distribuida hoy por idealista.com.

A partir del año próximo las entidades tendrán cada vez más viviendas, tanto por el crecimiento de los embargos como porque en 2011 finalizan muchas refinanciaciones pactadas con promotores.

En paralelo, el Banco de España ha cambiado sus provisiones para que bancos y cajas se deshagan de las viviendas que tienen disponibles, dentro del proceso de reestructuración y "limpieza" del sistema financiero español.

De momento la mayoría ha optado por preservar los fondos propios intentando no sacarse de encima activos inmobiliarios con pérdidas, y generar la liquidez que necesitan vía captación de depósitos o financiación barata del Banco Central Europeo.

Sin embargo, "para algunas entidades, que se han dado cuenta de que probablemente es mejor sacar ahora la mayor parte de activos que tienen en balance que seguir esperando y aplazando el problema, la situación puede empezar a cambiar".

Además, la banca se está empezando a dar cuenta de que los activos inmobiliarios "están vivos" y "piden comer", ya que las promociones se deterioran con el paso del tiempo (hay vandalismo, se cobran impuestos y hay que hacer provisiones).

También se comentó que los pisos que están terminados se podrán vender antes o después, pero el gran problema que afrontan los bancos son los suelos adquiridos de las promotoras a precios desorbitados, algunos de ellos sin ningún tipo de futuro ya que no hay demanda para desarrollar planes de urbanismo.

Otro de los cambios que se esperan es la consecuencia del fin de la desgravación por compra de vivienda para rentas con base imponible de más 24.000 euros anuales, lo que afectará a la baja a su venta.

Sin embargo, pasado el primer shock, la mayoría de expertos espera una mejora de las cifras, especialmente en el segundo semestre, en el que podría volver a verse un sector inmobiliario más saludable, si es que mejora la incertidumbre económica.

En cuanto a las nuevas promociones, después de años de construcción de cerca de 800.000 viviendas al año, algunos asistentes apostaron porque la cifra puede bajar a 80.000-120.000 durante bastante tiempo.

En consecuencia, muchos compradores que deseen una vivienda nueva en una zona de demanda destacada no podrán acceder a ella y el sector se pasará años digiriendo los excesos del pasado.

Al mismo tiempo, los formadores de hogares actuales deberían ser parejas jóvenes, pero dicho segmento de la población está en muchos casos sin ahorros y/o con un trabajo precario.

Asimismo, cada vez llegan a la edad de adquirir una vivienda más hijos únicos, que a medio plazo heredarán una o varias casas y además están viviendo el derrumbe de una burbuja inmobiliaria, por lo que su predisposición a comprar no es tan imperiosa como en generaciones pasadas.

En la jornada participaron asesores financieros, comercializadores de viviendas para bancos, consultores inmobiliarios, "broker" hipotecarios y periodistas/"bloggers" de perfil económico-financiero.

DISPLAY CONNECTORS, SL.