Público
Público

Vodafone exige poder replicar la oferta de 50 megas de Telefónica

La operadora llevará Internet a 3.100 pueblos con menos de mil habitantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, quiere que se modifique la regulación sobre nuevas redes de acceso a Internet para que su compañía pueda competir con las ofertas de 50 megas que Telefónica ya ha empezado a poner en el mercado. En su intervención en el XXIV Encuentro de las Telecomunicaciones organizado por la patronal Aetic en Santander, Román ha pedido esta mañana que se 'revise' la normativa que obliga a Telefónica a vender sus ofertas de acceso a Internet a otros operadores (venta mayorista) para que estos las revendan al usuario final. Dicha normativa es aplicable solo para ofertas de Telefónica de hasta 30 Megas. Por encima de esa velocidad, el antiguo monopolio no tiene obligación alguna de asegurar la replicabilidad de la oferta ni por tanto la existencia de competidores.

Vodafone considera que esta situación va a contribuir a 'aumentar el desequilibrio que ya existe' en el negocio del acceso a Internet por redes fijas, donde 'el operador dominante mantiene el 73% de los ingresos de ADSL'. La situación que ha dibujado Román, de no modificarse el panorama normativo actual, es la de la pescadilla que se muerde la cola, ya que Telefónica sigue siendo el operador que más caja genera, por tanto el que más capacidad tiene para invertir en nuevas redes y perpetuar su poder de ex monopolio propietario de la red.

'El operador dominante mantiene el 73% de los ingresos de ADSL' Telefónica lanzó a principios de agosto su primera oferta de acceso a Internet de 50 Megas. En otoño, está previsto que las ofertas alcancen los 100 Megas. En ambos casos el acceso se ofrece con fibra óptica desplegada hasta la casa del cliente o al menos hasta el edificio (FTTH, fiber to the home; o FTTB, fiber to the building). En una primera fase se ofrecerá a 300.000 hogares y a finales de 2011 se quiere llegar al millón. Los planes de Telefónica incluyen alcanzar el 50% de la población en un plazo de tres a cinco años.

Vodafone ha pedido también que se garantice 'el acceso efectivo a la infraestructura de Telefónica'. La normativa establece que el operador dominante no solo debe permitir la reventa de sus ofertas de hasta 30 Megas sobre redes de nueva generación. Además debe dar acceso a sus competidores a los conductos por los que discurre la red histórica de cobre para que otras compañías puedan empezar a tender su propia red de fibra óptica sin necesidad de abrir nuevas zanjas. Telefónica, según Vodafone, no lo está poniendo nada fácil. La compañía que preside César Alierta estaría prolongado con trabas de todo tipo el proceso. Vodafone no descarta acudir ante el regulador (CMT) aunque por el momento mantiene negociaciones con Telefónica para solucionar la situación de un modo 'amistoso', comentaron a Público fuentes de la compañía.

Por otro lado, Vodafone anunció ayer su intención de desplegar tecnología móvil que permita acceder a Internet en 3.100 pueblos de menos de mil habitantes antes de marzo de 2012. La operadora ha utilizado este caramelo para pedir de nuevo al Gobierno que defina ya la norma que permita utilizar las antiguas frecuencias de móvil destinadas a la voz para dar servicios de acceso a Internet a alta velocidad. Las antenas que desplegaría Vodafone en los citados municipios podrán pasar de velocidades de segunda generación (en torno a medio mega) a alta velocidad con una pequeña variación de software.