Público
Público

Vodafone sale del mercado de EEUU con casi 100.000 millones en el bolsillo

La operadora británica cierra la venta a Verizon de su parte en Wireless, la empresa de móviles más grande del país.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gigante de telecomunicaciones estadounidense Verizon Communications ha anunciado este lunes la compra por 130.000 millones de dólares (alrededor de 98.500 millones de euros) de la participación del 45% que poseía la británica Vodafone en Verizon Wireless, el mayor operador móvil de EEUU. La operación, una de las más importantes hasta la fecha en el mercado de telefonía, supone la salida de la compañía británica Vodafone del mercado estadounidense.

'La transacción fue aprobada unánimemente por los consejos dirección de Verizon y Vodafone y está sujeta al cierre de las condiciones, incluidas las aprobaciones reguladoras y de las juntas de accionistas de ambas compañías', indicaron en un comunicado conjunto ambas empresas. Verizon detalló que Vodafone recibirá por la venta de su participación 58.900 millones de dólares, el equivalente a 60.200 millones de dólares en acciones de Verizon y 11.000 millones de dólares en otro tipo de activos, algo que quedaría cerrado en el primer trimestre de 2014.

Con la compra, Verizon pasará a controlar el cien por cien de Verizon Wireless, una de sus unidades de negocio más rentable y con más proyección en Estados Unidos, al tiempo que aseguró que 'permitirá proveer a los consumidores con un servicio continuado e integrado'.

El consejero delegado de Verizon, Lowell McAdam, indicó en un comunicado que 'la transacción fortalecerá el valor en todas nuestras plataformas y permitirá que Verizon opere de manera más eficiente', algo que, recordó, se enmarca en un mercado que demanda más productos multimedia en líneas de banda ancha por la difusión de los teléfonos inteligentes.

La británica Vodafone poseía desde el año 2000 el 45% de Verizon Wireless, la mayor compañía de telefonía móvil estadounidense en cuanto al número de suscriptores, cuando ambos gigantes del mercado de las telecomunicaciones formaron una alianza. No obstante, durante años, y especialmente en los último meses, Verizon ha intentado conseguir el control total de su filial de servicios móviles para aprovechar la rentabilidad en uno de los mercados de telefonía más grandes y maduros del mundo.

Por su parte, Vittorio Colao, el consejero delegado de Grupo Vodafone, explicó que 'esta transacción nos permite, tanto a Vodafone como a Verizon, ejecutar nuestros planes a largo plazo, después de que las compañías tuvieran una duradera y exitosa asociación que ha llevado a Verizon Wireless a ser líder en su mercado'.

La operación marca una nueva etapa para Verizon, que comenzó con su alianza con Vodafone a invertir en el mercado de telefonía móvil cuando este servicio comenzaba a popularizarse y extenderse y, ahora, quiere integrar sus operaciones para responder mejor a un mercado cambiante. Con el control total sobre las operaciones de su servicio de telefonía móvil, la empresa con sede en Nueva York estará mejor posicionada para combinar nichos de negocio, invertir y hacer frente a su gran competidor en Estados Unidos, AT&T.