Público
Público

Un voraz incendio afecta enclave de celebridades en California

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un incendio impulsado por fuertes vientos azotaba el viernes el sur de California y alcanzó el enclave costero de celebridades de Montecito, dejando a 13 personas heridas y arrasando con cerca de 100 hogares, informaron las autoridades.

En el área apodada como "Riviera de Estados Unidos", Christopher Lloyd, conocido por su papel como el científico loco en la cinta "Regreso al futuro", fue uno de los que dijo haber perdido su casa.

Sin embargo, la conocida presentadora de televisión Oprah Winfrey y el actor Rob Lowe dijeron que por el momento no se han visto afectados.

El fuego comenzó el jueves por la tarde y carbonizó al menos 810 hectáreas durante la noche, quemando grandes viviendas en una comunidad de 145 kilómetros al noroeste de Los Angeles.

Arnold Schwarzenegger, gobernador de California, declaró estado de emergencia para el condado de Santa Barbara y puso a disposición de los departamentos de bomberos de la localidad una mayor cantidad de recursos.

Los bomberos no pudieron impedir la destrucción durante la noche, debido a que ráfagas de viento de 110 kilómetros por hora avivaron las llamas en la ladera de los cerros que dan hacia el Océano Pacífico.

"Básicamente la madre naturaleza tomó el poder", dijo en una conferencia de prensa el jefe de los bomberos de Montecito, Kevin Wallace.

Lowe, que protagoniza el drama "Hermanos y hermanas", indicó que él y su hijo huyeron de su hogar después de que su esposa los llamara para advertirles: "Montecito está en llamas. ¡Salid!"

"Nos subimos al coche y salimos del camino y toda la montaña detrás de nosotros estaba en llamas de 200 pies de altura", dijo Lowe a Winfrey en una entrevista telefónica.

"Era como Armageddon", agregó.

Winfrey inició su programa televisivo en Chicago diciendo: "Lo primero de lo que quisiera hablar es acerca del voraz incendio que en estos momentos está quemando mi vecindario en Montecito (...) Este incendio está a casi 2 millas de mi casa".

Muchos otros no tuvieron la misma suerte que Lowe y Winfrey.

Rosie Neeley, de 31 años, huyó con sus padres antes de que el incendio consumiera su casa durante la noche.

"Cuando vimos que las llamas bajaban por el cañón, supimos que era muy tarde", dijo cerca de las ruinas ardientes.

/Por Dan Whitcomb/. *.