Público
Público

El voto latino y femenino sí resultó decisivo en la victoria de Obama

El reelegido presidente de EEUU aglutina el apoyo de más del 70% de los hispanos y del 55% de las mujeres. El demócrata también atrae el voto de los jóvenes, en las zonas urbanas y de los ciudadanos con menos ingresos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos ha dado una segunda oportunidad a Barack Obama, que seguirá siendo su presidente hasta 2016. Su victoria se ha fraguado en los llamados 'estados bisagra', entre los que destaca Ohio. Pero analizando al electorado en diferentes segmentos, el triunfo del candidato demócrata también se debe a otras claves muy importantes. Entre ellas, el apoyo que ha recibido de la comunidad latina, de las mujeres, de los jóvenes y en las zonas urbanas.

Sin duda, destaca especialmente el abrumador respaldo que el actual presidente ha recibido de los hispanos, que representan el 10% del total del electorado. Y es que según las encuestas realizadas a pie de urna cerca de un 70% de ellos se decantó por Obama, lo que supone un gran espaldarazo a las políticas del presidente por parte de una de las comunidades más fuertes y extendidas de Estados Unidos. 

Según las cifras electorales de Latino Decisions -portal político centrado en esta comunidad-, el apoyo de la población hispana en todo el país ascendería hasta el 75% de quienes ejercieron su derecho al voto, el mayor recibido por un presidente estadounidense desde el registrado por Bill Clinton en 1996. Las encuestas a pie de urna de las cadenas CNN y ABC coincidían en dejar el voto hispano favorable a Obama en un 71% mientras que la CBS lo rebajaba hasta el 69%. En cualquier caso, tan solo un 30% de los votantes latinos han optado por el republicano Mitt Romney.

Reveladores han sido los resultados en estados con una importante comunidad latina como Florida y Nuevo México. En el primer estado, en el que los latinos suponen un 17% del electorado, un 58% apostaron por Obama. Y en el segundo, donde los latinos son prácticamente la mitad de la población, la cifra subió hasta el 77%.

Uno de esos votantes, Carlos Vázquez, de 40 años, reconoció que se trataba de 'una noche muy especial'.  'Yo, como latino, siento que tengo más esperanzas con su reelección. Esta noche he llorado, he gritado y he vivido la alegría igual que cualquier americano', añadió desde el cuartel general de los demócratas en Nuevo México, situado en el hotel Embassy Suites de Albuquerque.

Observando la evolución de los votos en el resto de razas destaca, obviamente, el voto afroamericano. Obama obtuvo el 93% del mismo, según la CNN. Y también se hizo con el respaldo de otras minorías, como la asiática. Sin embargo, el voto blanco se decantó por Mitt Romney (59%).

Si nos atenemos al voto por géneros, Obama también logró una importantísima victoria. La que le ha otorgado el femenino. El presidente de EEUU obtuvo un respaldo similar al que ya logró en 2008, manteniendo así su 'affaire' con las féminas estadounidenses. Según los sondeos, casi el 55% de ellas le votó. Teniendo en cuenta que las mujeres votaron en un 6% más que los hombres el dato adquiere mayor relevancia. Por su parte, Romney no tuvo mejores resultados que los que tuvo McCain hace cuatro años y en total logró arrastrar el 43% de los votos.

Una clave para el éxito de Obama entre las mujeres ha sido el tratamiento de los temas sociales. Casi el doble de mujeres que hombres sitúan temas como el aborto y el matrimonio entre homosexuales como los más importantes que determinaron su voto, según los sondeos. Desde la convención demócrata hasta los discursos de Obama, pasando por los anuncios de campaña, el equipo del presidente puso temas como la igualdad salarial y la sanidad para las mujeres en el centro de los argumentos para su reelección.

Denunciaron a Romney por cambiar su posición sobre el aborto y los derechos a los anticonceptivos desde su elección en 2002 como gobernador de Massachusetts y por no apoyar la ley respaldada por Obama que facilitaba los trámites para que las mujeres denunciaran discriminación salarial en el trabajo.

Las mujeres colocaban la sanidad entre sus principales preocupaciones, según datos de Reuters/Ipsos, un punto de vista compartido por Brandi Bettinghouse, una enfermera de 26 años de Reno, Nevada, que dijo que cambió su voto hacia Obama en parte porque apoyaba sus políticas sobre sanidad. 'No voté por él la última vez, pero sólo miré los temas y sentí que ahora estaba más de acuerdo con él', afirmó. Mientras, la crisis económica y la dramática situación que viven millones de mujeres en EEUU no ha pasado una factura demasiado elevada al presidente, que partía en este aspecto con cierta desventaja con respecto al republicano Romney.

En cuanto a los votos por edad, se podría aplicar una sencilla regla. Y es que a medida que la edad de los votantes aumentaba el voto cambiaba de color político de manera proporcional. El demócrata Obama ha calado hondo entre los más jóvenes y ha contado con el respaldo del electorado desde los 18 años hasta los 40. A partir de esa franja, sin embargo, el voto cambia de signo y se declina por el republicano Mitt Romney, que a medida que avanzan los años de los electorales obtiene de ellos mucho mayor apoyo. Para muestra dos botones. Obama es apoyado por el 60% de los votantes entre 18 y 29 años. Romney, por contra, llega a obtener el 56% de los mayores de 65.

E igual que interesante es observar el comportamiento de los ciudadanos según residan en zonas urbanas o rurales. En este aspecto, Barack Obama atrae claramente el apoyo de los votantes que viven en las grandes urbes (62%). En las zonas residenciales el voto se encuentra completamente dividido. Y en las zonas rurales del país, con una clara tendencia hacia la tradición, el republicano Romney ha obtenido el 59% de los votos frente al 39% de Obama. Por último, el presidente también ha acaparado en mayor proporción los votos de los ciudadanos con menores ingresos. Así pues, ha sido votado por el 60% de aquellos cuyas rentas son inferiores a los 50.000 dólares anuales.