Público
Público

Vueling aprueba crear una comisión para garantizar su independencia de Iberia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejo de administración de la nueva Vueling, reunido hoy por primera vez tras culminar el proceso de fusión entre Vueling y Clickair, ha aprobado la creación de la comisión de operaciones vinculadas, cuyo objetivo es garantizar la independencia de Iberia, socio mayoritario de la aerolínea.

El presidente de Vueling, Josep Piqué, ha explicado que en la reunión del consejo de hoy se han creado varias comisiones, como la de retribuciones, y se ha aprobado crear la comisión de operaciones vinculadas.

Al eximir la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a Iberia, que cuenta con el 45% de la nueva Vueling, de lanzar una opa sobre la totalidad del capital, existe la obligación adicional de garantizar la independencia de Iberia.

Por ello, en esta comisión de operaciones vinculada, cuyos miembros se concretarán en septiembre, no puede haber ningún consejero de Iberia, sino consejeros dominicales y otros minoritarios.

En palabras de Piqué, esta comisión "velará por la independencia" de Vueling y por que la compañía no estará supeditada a la estrategia de Iberia.

La comisión se pronunciará sobre operaciones de Vueling en las que puede haber colisión entre Vueling e Iberia, como el caso de solapamiento de rutas o de los servicios de tierra, "handling".

Piqué ha explicado que ya se ha reunido con el nuevo presidente de Iberia, Antonio Vázquez, y ha apostado por el compromiso que ya existía de una Vueling "independiente y rentable", aunque buscando el máximo de sinergias entre ambas compañías, que están en "nichos de mercados diferentes" y ha dicho: "si hacemos las cosas bien, todos vamos a salir beneficiados".

Pique ha expresado su confianza en la nueva etapa que se inicia a partir de ahora en un contexto "difícil y complicado" y ha dicho que si la nueva Vueling hace bien sus deberes seguirá siendo la "gran compañía aérea de El Prat", con una vocación de competir "con las grandes aerolíneas".

El presidente de Vueling ha recordado el momento "complicado" por el que pasa el sector, ya que no saben cuándo van "a tocar fondo" con caídas en el mercado aéreo de la demanda de entre el 12 y el 13% en Europa y del 17% en España hasta el mes de mayo.

Lo que hace que haya que pensar en "reducción de capacidad y costes", aunque ha matizado que tanto Vueling como Clickair ya llevan un año reduciendo su capacidad y adaptándose a la caída de la demanda, lo que hace que estén "en mejor situación que otras compañías".

El ajuste, según Piqué, se ha hecho con "actitud constructiva y no traumática" y ha insistido en que el ajuste derivado de la fusión ya está hecho o pactado.

Sobre nuevas reducciones de capacidad, ha explicado: "el mercado nos dirá si hacen falta medidas extraordinarias".

Ha señalado que durante los primeros días de la fusión ha habido "algún problemilla" en el proceso de unificación de los programas informáticos, "pero se han ajustado razonablemente bien" y que la compañía ya es una sola, pese a que algunos aviones por fuera todavía tienen el logotipo de Clickair y lo mantendrán hasta septiembre o noviembre, cuando pintarán los aviones.

Sobre la competencia con Spanair, que también aspira a ser la principal aerolínea de El Prat, ha dicho que la compañía presidida por Ferran Soriano tiene todo el derecho del mundo a transmitir todos los mensajes que crea convenientes, pero que "los mensajes que sólo duran dos meses son muy efímeros y estoy muy tranquilo al respecto".

Vueling tiene previsto trasladarse a la T-1 el próximo 9 de septiembre, casi un mes antes de lo previsto, fecha que falta acabar de concretar con Aena, aunque Piqué ha dicho que les hubiera gustado ir antes y hacerlo coincidir con el proceso de fusión.

En la rueda de prensa también ha estado el que era presidente de Clickair, Carlos Losada, que no estará en la nueva Vueling, quien ha expresado sus mejores deseos para la nueva compañía.

La nueva Vueling nace con 35 aeronaves, casi 100 rutas establecidas, con una previsión de entrar en números negros este año y con 800 millones de facturación en el primer año de fusión. EFE