Público
Público

VW compra una participación en Suzuki y aspira a ser número uno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alemana Volkswagen comprará una quinta parte de Suzuki Motor por 2.500 millones de dólares (unos 1.690 millones de euros), lo que le dará acceso a la experiencia de la firma japonesa en coches pequeños y su dominio en India, mientras trata de convertirse en el principal fabricante automovilístico del mundo.

Con la industria mundial del automóvil afrontando aún una demanda frágil, una sobrecapacidad crónica y normas medioambientales más estrictas, ha aumentado la presión sobre las compañías del sector para que se unan y así reduzcan costes y desarrollen nuevas tecnologías.

Este mes, la francesa PSA Peugeot Citroën y la japonesa Mitsubishi Motors dijeron que estaban explorando una profundización de sus relaciones, que hasta ahora se han visto limitadas a una alianza basada en proyectos.

"Esto se produce justo después del acuerdo de Mitsubishi y demuestra que los fabricantes de automóviles extranjeros están tomando participaciones en firmas japonesas, lo que incrementa las perspectivas de una reorganización en el sector", dijo Noritsugu Hirakawa, un estratega en Okasan Securities.

El último acuerdo, que confirma una noticia previa de Reuters, supondrá que Suzuki invierta hasta la mitad de los ingresos en acciones de VW, logrando el respaldo del número tres del sector y enviado el miércoles al alza sus acciones un 3,5 por ciento en un mercado de Tokio más débil. Volkswagen subió un 2,3 por ciento en Alemania.

"Es una combinación interesante que trae beneficios mutuos", dijo en analista de Aizawa Securities Toshiro Yoshinaga. "Suzuki tiene una posición sólida en India y lo mismo sucede con Volkswagen en Europa".

VW, que también es el fabricante número uno en China, el mayor mercado automovilístico del mundo, proporcionará a Suzuki la tecnología necesaria para fabricar los coches híbridos y eléctricos de los que carece su gama.

Ejecutivos de Volkswagen han dicho públicamente en los últimos meses que Suzuki sería un objetivo interesante dada su experiencia en coches pequeños, un segmento clave para competir en los mercados emergentes de rápido crecimiento.

"Aliándonos con Suzuki, el Grupo VW puede dar un gran paso adelante en el segmento de los coches compactos, sobre todo en los mercados emergentes en Asia", dijo el consejero delegado, Martin Winterkorn, en una rueda de prensa en Tokio.

Volkswagen, con sus 10 marcas incluyendo Audi, Skoda, Seat y Porsche, ha dicho que quería convertirse en el fabricante número uno para 2018, un objetivo que alcanzaría con relativa facilidad si Suzuki se convirtiera en una filial.