Público
Público

Wall Street abre con un descenso del 1,46 por ciento pese al plan de empleo de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Wall Street abrió hoy a la baja pese al plan para crear empleo presentado por el presidente de EE.UU., Barack Obama, y media hora después del inicio de la sesión el Dow Jones bajaba el 1,46 % en un día marcado por las conmemoraciones en el parqué del décimo aniversario del 11-S.

Ese indicador, la principal referencia del parqué neoyorquino, restaba a esta hora 164,99 puntos para colocarse en los 11.130,82 puntos, al tiempo que el selectivo S&P 500 cedía el 1,22 % (-14,44 puntos) hasta 1.171,46 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía el 0,9 % (-22,72 puntos) hasta 2.506,42 unidades.

Cinco minutos antes del inicio de las contrataciones en la Bolsa de Nueva York, los operadores y corredores de bolsa quisieron rendir homenaje a las casi 3.000 víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, de los que se cumplen diez años este domingo, con un minuto de silencio.

Después, el tradicional campanazo de la ceremonia de apertura de la Bolsa corrió a cargo del que fuera alcalde de la Gran Manzana cuando se produjo el 11-S, Rudy Giuliani; el también entonces gobernador del estado, George Pataki; el actual jefe de la Policía de la ciudad, Raymond Kelly, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, entre otras personalidades.

Con el recuerdo de aquellos atentados presente, los inversores continuaron hoy con sus operaciones y esta vez se decantaron decididamente por las ventas, afectados en parte por los renovados temores sobre la crisis de deuda de la zona euro.

Los inversores incrementaron ese ánimo vendedor por el anuncio de la dimisión del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Juergen Stark, que era interpretada como una crisis de gran calado en el seno de la autoridad monetaria europea.

Así el parqué neoyorquino se teñía de rojo a pesar de que la pasada jornada y tras el cierre de los mercados, el presidente estadounidense Barack Obama presentó un plan de empleo por valor de 447.000 millones de dólares en un discurso ante ambas Cámaras del Congreso, más de lo que se había especulado.

En su comparecencia, Obama instó a los legisladores una y otra vez a "aprobar de inmediato" su plan, que "proporcionará un impulso a la economía que se ha estancado" y estará "completamente pagado".

Pese a ello, a esta hora todos los componentes del Dow Jones se colocaban en terreno negativo a excepción de Intel, que subía el 0,43 %, encabezados por la cadena de comida rápida McDonald's (-4,11 %), el banco JPMorgan Chase (-3,16 %), la tecnológica Hewlett-Packard (-2,68 %), la farmacéutica Pfizer (-2,66 %) y el grupo 3M (-2,51 %), entre muchas otras.

También bajaba en ese índice Bank of America (-1,81 %), un día en el que se publicó que planea recortar hasta 40.000 empleos.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba hasta 86,58 dólares por barril, el oro retrocedía a 1.854,9 dólares la onza, el dólar subía con fuerza frente al euro (que se cambiaba por 1,3720 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años bajaba hasta el 1,96 %.