Público
Público

Wall Street vive su particular "supermartes" al anotar la mayor caída en un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Bolsa de Nueva York vivió hoy su particular "supermartes" al caer el 2,93 por ciento y registrar su mayor descenso en un año, en un día en que el pesimismo de Wall Street contrastó con el ambiente festivo de la Gran Manzana por la celebración de la victoria de los Gigantes en la Super Bowl.

El mismo día en que 24 estados celebraron elecciones primarias para decidir quienes serán los candidatos republicano y demócrata a la Casa Blanca, jornada conocida como "supermartes", Wall Street fue arrastrada por la publicación del dato de la actividad del sector de servicios de EE.UU., que se contrajo en enero por primera vez en cinco años.

Eso hizo que el índice Dow Jones de Industriales, que reúne a los treinta valores más importantes de la Bolsa de Nueva York, cayera 370,03 puntos y cerrara en 12.265,3 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq bajó 73,28 puntos (3,08 por ciento) hasta los 2.309,57 enteros, mientras que el S&P 500, que mide el rendimiento de las 500 principales empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York, perdió 44,18 puntos (3,2 por ciento), hasta las 1.336,64 unidades.

En conjunto, el índice NYSE, que incluye a todos los valores que cotizan en Wall Street, retrocedió 327,61 puntos (3,56 por ciento), hasta las 8.874,5 unidades.

Los Gigantes de Nueva York, ganadores de la Super Bowl (la final de la liga de fútbol americano), fueron los encargados de dar hoy la campanada que indica el inicio de la sesión en Wall Street y protagonizaron después el tradicional desfile de la victoria por las calles de Nueva York.

Sin embargo, el confeti no cubrió hoy el parqué neoyorquino, pues lo único que cayeron en Wall Street fueron las acciones.

Los inversores se mostraron pesimistas después de que el Instituto de Gestión de Suministros (ISM) informara hoy de que la actividad en el sector servicios en Estados Unidos se contrajo en enero, por primera vez desde marzo de 2003.

El índice de actividad en el sector servicios bajó a 41,9 puntos porcentuales, desde los 54,4 del mes anterior.

Los economistas preveían que el índice de actividad se situara en 53 puntos, por lo que este fuerte descenso sorprendió a Wall Street y algunos consideraron este dato como un signo de que la economía estadounidense está entrando en recesión.

Un registro por encima de 50 puntos refleja un avance del sector y por debajo de ese nivel, una contracción.

A la caída de la Bolsa contribuyó también el descenso de las acciones de las compañías tecnológicas, que bajaron un 3,02 por ciento, y de las de telecomunicaciones, que perdieron un 4,37 por ciento.

Los títulos de las financieras cayeron en su conjunto un 4,29 por ciento, arrastrados por el pesimismo sobre la marcha de la economía estadounidense.

En concreto, los títulos de los bancos cayeron un 4,19 por ciento, los de las aseguradoras un 3,6 por ciento, los de las empresas de servicios financieros un 4,81 por ciento y los de las inmobiliarias un 3,71 por ciento.

Las acciones del banco de inversión Goldman Sachs bajaron 10,94 dólares (5,45 por ciento) hasta los 189,86 dólares, después de la rebaja de la recomendación de compra de sus acciones.

La Bolsa de Nueva York movió hoy 1.677 millones de acciones y el Nasdaq unos 2.480 millones de títulos, en una jornada en la que la Reserva Federal inyectó 6.750 millones de dólares más al sistema monetario por medio de su banco de Nueva York, encargado de hacer estas operaciones.

En el mercado secundario de la deuda, las obligaciones a diez años subieron y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, del 3,56 por ciento, frente al 3,64 por ciento del cierre del lunes.