Público
Público

Washington: El dato del paro subraya la profunda recesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dato del aumento de la tasa de desempleo de Estados Unidos al máximo en 25 años en febrero representa una nueva evidencia de la profundidad de la recesión de Estados Unidos, dijo el viernes la Casa Blanca.

"No caben dudas de que tenemos un largo camino por recorrer para volver a poner en funcionamiento a esta economía y los números del empleo son un recordatorio más de eso", dijo a la prensa el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

El portavoz hizo estos comentarios en el avión presidencial Air Force One en vuelo a Ohio, donde el presidente Barack Obama hablará sobre su plan de recuperación económica.

Gibbs dijo que los datos del desempleo son "una evidencia más de la profundidad de la recesión en la que estamos y, como el presidente ha dicho en varias ocasiones, continuará empeorando antes de empezar a recuperarse".

Por su parte, una importante asesora económica de la Casa Blanca dijo el viernes que las partes de un plan de recuperación ya están en vigor y que Estados Unidos tiene que "hacer fuerza" en los tiempos difíciles.

"No hay forma de que podamos o debamos ver esto en forma positiva", dijo Christina Romer, presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, al canal de televisión CNBC, refiriéndose al informe de que la tasa de desempleo llegó al 8,1 por ciento.

"Los trabajadores estadounidenses están en problemas", agregó.

Por otra parte, la secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo que Estados Unidos hará todo lo que sea necesario para romper "el ciclo destructivo de pérdidas de empleos".

Solís dijo que aumentará en 3.500 millones de dólares el dinero disponible para los estados en programas de educación, entrenamiento y recuperación del empleo.

LA MÁS ALTA DESDE 1983

La tasa de desempleo de Estados Unidos subió en febrero a un 8,1 por ciento, su máximo en 25 años, mientras que la economía eliminó 651.000 empleos en una recesión que no ha mostrado señales de acabar, según un informe del Gobierno publicado el viernes.

Empeorando el pesimismo, en enero y diciembre se eliminaron 161.000 puestos más de lo que se creía antes. La cifra de la pérdida de nóminas de febrero estuvo cerca de las expectativas de los economistas, una caída de 648.000 empleos.

El dato del viernes "sólo continúa mostrando el sombrío estado del mercado laboral, que sugiere una profundización de la recesión de Estados Unidos", dijo Joe Manimbo, un cambista de Ruesch International en Washington.

Desde el inicio de la recesión en diciembre de 2007, la economía ha recortado 4,4 millones de empleos. Más de la mitad de estos puestos desapareció en los últimos cuatro meses.

Las pérdidas de puestos de febrero fueron generalizadas. Sólo el Gobierno, la educación y los servicios de salud incorporaron empleos.