Público
Público

"Watchmen" llega con fuerza a la taquilla norteamericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"Watchmen", una costosa película de superhéroes basada en un cómic de culto, dominó la taquilla del fin de semana en América del Norte, vendiendo alrededor de 55,7 millones de dólares en entradas en sus primeros tres días, indicó el domingo su distribuidora, Warner Bros. Pictures.

El total no alcanzó los pronósticos de los expertos, que superaban los 60 millones de dólares, y fue considerablemente inferior al estreno de 71 millones de dólares hace dos años para "300", la película anterior del director de "Watchmen", Zack Snyder. La antigua batalla épica marcó el récord para un estreno en marzo.

El largometraje, que según los medios tuvo un presupuesto de 120 millones de dólares, fue estrenado en Estados Unidos y Canadá por Warner Bros. Pictures, propiedad de Time Warner, que señaló que su duración de 161 minutos inevitablemente afectaba al negocio.

"Se han cumplido nuestras expectativas", dijo Dan Fellman, presidente de distribución nacional en cines del estudio.

La película fue estrenada en 3.611 salas, un récord para un estreno tipo R. Esta categoría de películas prohíbe la admisión a espectadores menores de 17 años a menos que estén acompañados por un adulto, e implica restricciones de marketing para los estudios.

La cinta, en ocasiones truculenta, trata sobre un equipo de héroes que luchan contra el crimen y que es blanco de un cruel complot con peligrosas consecuencias para la humanidad.

Un reparto relativamente desconocido interpreta a un igualmente oscuro grupo de personajes, incluyendo al vigilante Rorschach (Jackie Earle Haley), al desnudo gigante azul Dr. Manhattan (Billy Crudup), y a Silk Spectre (Malin Akerman) que ocasionalmente aparece sin camiseta.

Los principales críticos estaban poco impresionados, de acuerdo a Rotten Tomatoes (http://www.rottentomatoes.com), una página en Internet que reúne reseñas de cine.

El proyecto se basa en los cómics de los 80 "Watchmen", de Alan Moore y Dave Gibbons, que durante mucho tiempo se consideraron imposibles de filmar por sus múltiples personajes, violencia, interrupciones y abundancia de diálogo.

Eso no impidió que estudios como Twentieth Century Fox y Paramount Pictures intentaran realizar adaptaciones. Warner Bros. se les unió a finales de 2005, y trajo consigo a Snyder, que en ese momento estaba trabajando en la película llena de efectos especiales "300".