Público
Público

Weber, miembro consejo de gobierno del BCE, insta a Grecia a reducir su deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Bundesbank (banco central de Alemania), Axel Weber, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), instó a Grecia a consolidar sus finanzas públicas, es decir a reducir su elevado endeudamiento.

Así lo dijo en un encuentro con periodistas en Fráncfort la pasada noche, después de que la agencia de calificación de riesgos Fitsch bajara el "rating" de su deuda soberana.

Weber afirmó que "los responsables en Grecia tienen la necesidad de comenzar pasos de consolidación, no hay otra alternativa".

Fitch Ratings bajó la calificación de la deuda soberana de Grecia de "A-" a "BBB+", con lo que la situó por debajo de A por primera vez en diez años.

Además, redujo la calificación de cinco bancos helenos debido a las preocupaciones que despiertan la perspectiva a medio plazo de las finanzas públicas, ante la "escasa" credibilidad de las instituciones fiscales y la situación política en el país.

Con ello los bancos tendrán más dificultades para usar sus títulos de deuda como garantías en las operaciones de refinanciación del BCE.

Actualmente el BCE exige que los activos usados como garantía en sus operaciones de refinanciación tengan una calificación superior a "BBB-" pero antes del estallido de la crisis financiera la calificación debía ser de, como mínimo, "A-".

Un día antes, Standard & Poor's situó hoy en "Credit Watch con implicaciones negativas" la clasificación crediticia a largo plazo "A-" para Grecia.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, señaló recientemente que la difícil situación de la economía griega debe ser motivo de preocupación para toda la zona euro, y que la Comisión Europea (CE) ayudará a Grecia respetando las normas del Tratado de la UE para los países del euro.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, calificó en el Parlamento europeo la situación presupuestaria de Grecia de muy difícil y pidió a Atenas una estricta disciplina presupuestaria.

Además, Weber señaló en Fráncfort que Alemania debe confrontarse con la posibilidad de tener una crisis de crédito y señaló que en 2012 debería lograr un déficit presupuestario máximo del 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) como exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC).

El presidente del Bundesbank destacó que en Alemania actualmente tienen problemas para acceder a créditos las medianas empresas del sector de maquinaria, de productores automovilística y de componentes.