Público
Público

Wen Jiabao se reúne con el emperador al término de su visita a Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro chino, Wen Jiabao, mantuvo hoy un encuentro con el emperador de Japón, Akihito, con el que cerró una visita oficial de tres días a Tokio que sirvió para reforzar los lazos bilaterales entre los dos gigantes asiáticos.

Durante el encuentro en el Palacio Imperial de Tokio, el emperador japonés transmitió a Wen su pésame por las víctimas del terremoto que sacudió la provincia occidental china de Qinghai el pasado abril y dejó más de 2.600 muertos.

"Comprendo su dolor y las dificultades que ha afrontado como primer ministro", señaló el emperador Akihito, según la Casa Imperial japonesa.

En la audiencia también hablaron de la Expo de Shanghái y subrayaron el carácter ecológico del evento, que se inauguró oficialmente el pasado 1 de mayo.

El de hoy fue el segundo encuentro del emperador con Wen tras el que mantuvieron en abril de 2007, durante la anterior visita del primer ministro chino a Japón.

La audiencia puso punto final a la estancia de Wen en Tokio, donde ayer se entrevistó con el primer ministro nipón, Yukio Hatoyama, en una reunión dominada por las disputas territoriales y económicas en el Mar de China Oriental y la tensión en la península coreana.

Ambos líderes acordaron impulsar un tratado sobre los yacimientos marítimos de gas, además de pactar el establecimiento de una línea de comunicación directa sobre asuntos diplomáticos y un mecanismo entre sus autoridades de defensa que evite fricciones marítimas.

La visita de Wen a Japón se produjo tras una cumbre trilateral en Corea del Sur con Hatoyama y con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, que estuvo centrada en la tensión entre las dos Coreas tras el hundimiento de una corbeta surcoreana el pasado marzo.

Seúl acusa a Pyongyang de aquel suceso y ha anunciado su intención de llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU, algo para lo que ya ha obtenido el apoyo de Japón y EEUU.

China, con poder de veto, ha instado a rebajar las tensiones en la península pero todavía no ha manifestado cuál sería su postura en el Consejo de Seguridad ante un eventual debate de nuevas sanciones para el régimen comunista de Pyongyang.