Público
Público

0-3. El Werder Bremen da un repaso al joven y diezmado Athletic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Werder Bremen ha dado hoy un repaso en San Mamés al joven y diezmado Athletic Club que ha puesto en juego Joaquín Caparrós, un once lleno de bajas y 'cachorros' que ha sucumbido de manera inapelable por 0-3.

El conjunto alemán, que ha decidido el choque ya en la primera parte con tantos del peruano Claudio Pizarro, el brasileño Naldo y el sueco Markus Rosenberg, el mejor del partido, ha certificado así la primera plaza del Grupo L de la fase de grupos de la Liga Europa, en el que, no obstante, el Athletic ya había conseguido el pase para la siguiente ronda, los dieciseisavos de final.

Salió el conjunto rojiblanco muy alegre, con Yeste junto a Javi Martínez, dos delanteros, Toquero y de Cerio, y otros dos jugadores de perfil casi únicamente ofensivo en las bandas, Susaeta y el joven Muniain. Por detrás, Etxeita y el joven Aurtenetxe (17 años) tuvieron que jugar en los laterales.

El Werder Bremen, en cambio, y en contra de lo esperado, salió con todo lo tenía disponible, incluidos Naldo, Ozil y Pizarro, tres de sus principales figuras.

Pagó el descaro el equipo bilbaíno, plagado de chavales por las numerosas bajas, once, con las que acometió el encuentro. El primer tiempo fue un calvario para los de Caparrós, hoy casi más cachorros que leones.

Al principio, cada llegada alemana era un gol, sobre todo por arriba, donde Pizarro y Naldo se impusieron a la defensa local, que en el centro era donde mantenía los habituales de los últimos partidos: San José, Amorebieta y, por delante, Javi Martínez.

Al peruano le puso el balón en la cabeza desde la izquierda el Rosenberg, sin duda el mejor del partido y autor del tercer tanto al recoger un despeje de Etxeita dentro del área. A Naldo le centró Ozil desde la derecha en una jugada a balón parado en la que se echó en falta a Fernando Llorente.

Rosenberg había podido incluso marcar un gol más en los minutos de deriva local tras el 0-2, pero su disparo salió cerca del palo.

Además de deficiente en la defensa de los balones aéreos, el Athletic estuvo escaso de presencia en el medio campo donde Yeste ayudó en ataque pero no todo lo que debía en defensa. Además, ni Susaeta ni Muniain auxiliaban lo que se exigía a un Javi Martínez incapaz de frenar él solo el ingente caudal de fútbol que salía de las botas de sus rivales. Incluidos los centrales, soberbios por momentos.

Con el choque ya decantado y camino del carrusel de cambios que se dio en la segunda mitad, aunque sin que saliese Jonás Ramalho para batir el récord de precocidad de Muniain, el Athletic lo intentó pero no era su día. Quienes más empeño pusieron fueron Susaeta y Muniain, y aunque el chaval ofreció algún detalle, no estuvieron especialmente finos en la finalización de las jugadas.

Un par de disparos de Toquero desde la frontal había parecido animar el choque al comienzo de la segunda mitad, pero no fue más que un espejismo ante la falta de cuajo y recursos rojiblancos.

- Ficha técnica:

0 - Athletic Club: Iraizoz; Etxeita, San José, Amorebieta, Aurtenetxe; Susaeta, Javi Martínez, Yeste (Íñigo Pérez, min.70), Muniain; Toquero (David López) y De Cerio (Etxeberria, min.55).

3 - Werder Bremen: Wiese; Prödl, Mertesacker, Naldo, Pasanen; Frings (Niemeyer, min.68); Jensen, Borowski; Özil (Marin, min.75); Pizarro (Almeida, min.62) y Rosenberg.

Goles: 0-1, min.12: Pizarro. 0-2, min.20: Naldo. 0-3, min.36: Rosenberg.

Árbitro: Serge Gumienny (Bélgica). Mostró tarjeta amarilla al local Íñigo Pérez y a los visitantes Rosenberg y Pasanen.

Incidencias: Unos 35.000 espectadores en San Mamés, entre ellos varios cientos seguidores del Werder Bremen. Noche muy fría y terreno de juego algo castigado en algunas zonas. El capitán del equipo visitante, Torsten Frings, depositó un ramo de flores junto el busto de Pichichi, tradición en cada equipo que visita por primera vez el campo bilbaíno. Sexta y última jornada del Grupo L de la fase de grupos de la Liga Europa.