Público
Público

West marca la pauta en EE.UU. en una jornada que acabó haciendo aguas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El australiano Anthony West (Kawasaki ZX RR) marcó la pauta a seguir por todos los pilotos participantes en los entrenamientos libres del Gran Premio de Indianápolis de MotoGP, que acabó haciendo aguas debido a la intensa lluvia que al final de los mismos cayó sobre la pista.

El mal drenaje en algunos puntos del circuito de Indianápolis creó una serie charcos que hicieron muy difícil la evolución de los pilotos y provocando situaciones difíciles de deslizamiento de las ruedas que obligaron a todos a dar por concluidos los mismos unos minutos antes de su finalización oficial.

En estas condiciones el australiano supo sacar fuerzas de la escasa competitividad de su Kawasaki ZX RR para convertirse en el más rápido de la segunda jornada oficial de entrenamientos libres, pues los primeros se disputaron en mejores condiciones y ahí prácticamente todos los pilotos rodaron más rápido que por la tarde.

Como no podía ser de otra forma, en esas condiciones se produjeron no pocos sustos, pero ninguno de sus protagonistas acabó por los suelos, salvo el francés Sylvain Guintoli (Ducati Desmosedici), mientras otros pudieron acabar controlando sus desbocadas monturas.

Esos fueron los casos del francés Randy de Puniet (Honda RC 212 V), o del sanmarinense Alex de Angelis (Honda RC 212 V), incluso del líder de la clasificación por tiempos, Anthony West, quien como su compatriota Casey Stoner (Ducati Desmosedici) se acabaron dando un largo paseo por la hierba.

El italiano Valentino Rossi tampoco estuvo exento de complicaciones pues en un momento dado de los entrenamientos se tuvo que salir de la pista para no forzar la caída y acabó regresando a la misma tras un "breve" paseo por el óvalo de las 500 Millas de Indianápolis.

Con una situación bastante complicada, al final acabaron siendo más válidos los registros de la mañana que los que se realizaron por la tarde, si bien en el cómputo general de ambos fue el australiano Anthony West, que paradójicamente no tiene sitio en ninguna escudería la próxima temporada, al ocupar su puesto junto al estadounidense John Hopkins el italiano Marco Melandri, quien protagonizó el mejor tiempo.

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) no fue de los más afortunados de la jornada y a su paseo por el óvalo se unió una undécima posición a más de 1,7 segundos del autor del mejor tiempo de entrenamientos que deberá mejorar mañana si quiere aspirar a la victoria y acercarse aún más a su octavo título mundial.

En cuanto a los españoles, el mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) fue el mejor de ellos, además de ser el segundo piloto de Michelin en la clasificación con el séptimo mejor tiempo, en tanto que el italiano Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V) tuvo el privilegio de ser el primero de los representantes de Michelin con el cuarto mejor tiempo.