Público
Público

Wikipedia carga contra Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Querida lectora, querido lector, en estos momentos Wikipedia en lengua italiana corre el riesgo de no poder continuar ofreciendo el servicio que durante estos años te ha dado. La página que querías leer existe y está sólo escondida, pero puede que dentro de poco estemos obligados a cancelarla de verdad'. Desde hace dos días, con un fondo verde poco habitual, la página de Wikipedia en Italia ha bloqueado sus servicios y recibe a sus visitantes con un extenso comunicado-protesta contra la conocida como ley mordaza. Se trata de un proyecto de decreto ley del Gobierno de Silvio Berlusconi cuyo objetivo principal es prohibir que los medios de comunicación publiquen los pinchazos telefónicos que realicen los fiscales en el desarrollo de una investigación judicial o hablar de su contenido.

El decreto también prevé sanciones como la pena de cárcel para los periodistas que osen saltarse la norma o la obligación para todas las páginas web, incluidas la propia Wikipedia o las ediciones digitales de los periódicos, de retirar en el plazo de 48 horas una información que cualquier ciudadano considere como dañina para su imagen u honor. En este último caso, la ley mordaza impone a las webs multas de hasta 12.000 euros y la obligatoriedad de publicar durante 30 días una rectificación en portada.

El decreto prevé penas de cárcel para los periodistas que se salten la norma

El Gobierno retiró ayer a última hora su intención de sancionar de la misma manera a los autores de blogs. Pero el asalto a la libertad de información parece patente. Wikipedia, en su comunicado, denuncia que una ley de este tipo acabará provocando que 'los usuarios de la red dejen de ocuparse de determinados argumentos o personajes sólo para no tener problemas'.

Esta es la clave de la ley mordaza. Intimidar a periodistas y usuarios de internet para frenar única y exclusivamente la sangría de noticias sobre las fiestas con prostitutas de Berlusconi, vista la repercusión mundial que ha tenido la reciente publicación de los pinchazos de los casos Escort y Ruby.

Los jueces creen que se trata de un 'atentado contra la libertad de prensa'

Ayer, el Pueblo de la Libertad (PdL) de Berlusconi propuso forzar el ocultamiento de los pinchazos hasta la denominada 'audiencia filtro', es decir, la reunión que la Fiscalía mantiene con los abogados de la defensa para decidir qué pinchazos son relevantes y cuáles no para el desarrollo del proceso. La aprobación de este artículo motivó la dimisión de la diputada de Futuro y Libertad, Giulia Bongiorno, quien dirigía las negociaciones. Según Bongiorno, el decreto ha cambiado en las últimas horas a 'petición de Berlusconi' y, con la modificación introducida ayer, 'los pinchazos no sólo no podrán ser publicados, sino que no se podrá dar noticias sobre ellos'.

El debate es el siguiente. Cuando el primer ministro italiano cuenta por teléfono a una persona investigada por proxenetismo que 'había 11 chicas esperando en la puerta de mi habitación, me he follado sólo a ocho. Uno no puede con todo', ¿es algo que sólo compete a su intimidad o sirve como prueba de un delito? Y lo mismo sucede cuando Berlusconi le dice a una prostituta de lujo por teléfono: 'Yo hago de primer ministro en mis ratos libres'.

El secretario de la Asociación Nacional de Magistrados, Giuseppe Cascini, sostiene que 'hay pinchazos que sólo hacen referencia a la vida privada. Pero intentar prohibir la publicación de todos es un atentado contra la libertad de prensa'.