Público
Público

William Gordon, esposo de Isabel Allende, repite género policíaco en su segunda novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Willian C. Gordon, esposo de la escritora chilena Isabel Allende, repite género policíaco en su segunda novela, "El rey de los bajos fondos", una obra de suspense e intriga ambientada también, al igual que la primera, en su lugar de residencia, en San Francisco.

Gordon, que ha elegido Madrid para presentar su segunda novela, explicó su gusto por el género negro, como ya plasmó en "Duelo en Chinatown", publicada en 2006, y su obsesión con los residuos y la polución de las grandes ciudades, tema que le inspiró para empezar a escribir "El rey de los bajos fondos".

Su nueva novela comienza con la aparición de un cadáver mutilado de un próspero empresario armenio colgado de un vertedero de sustancias tóxicas.

Aunque todo apunta a los trabajadores mexicanos ilegales, un reportero policial decide investigar por su cuenta y entra en un mundo sórdido de antiguas venganzas y violencia del San Francisco de los años sesenta, una historia que atrapa al lector y mantiene el suspense durante toda la novela.

Willian C. Gordon, abogado y antiguo oficial del ejército norteamericano, aseguró que su obra desarrolla protagonistas completos, y precisó que quería que el personaje central de la novela fuera "muy clásico, sin celular ni uso de nuevas tecnologías".

Gordon, que empieza la promoción de su libro sin la compañía de su esposa -que como hace tradicionalmente empezó a escribir su nueva novela el pasado 8 de enero y no la dejará hasta que finalice- afirmó que Isabel Allende es su mejor crítica literaria, aunque reconoció que es "muy exigente".

Respecto a su tardía vocación de escritor, que comenzó pasados los 60 años, lo justificó en el hecho de que de joven tuvo que realizar trabajos que le permitieran "subsistir" y sólo pudo empezar a escribir cuando ya tenía un nivel de vida que se lo podía permitir, a pesar de que desde niño "soñé que un día escribiría".

No obstante afirmó que casarse con una escritora le ha facilitado el espacio adecuado "para escuchar las voces de estos personajes", tal y como refleja en la dedicatoria de su último libro.

Willian, que aparece en algunas de las novelas de su conocida esposa, reconoció que el carácter "chismoso" de Allende y su tendencia a contar cosas privadas de su familia, como en su último libro "La suma de los días", ha creado no pocos conflictos en el seno familiar.

El escritor ha retomado para una tercera novela la trama de un enano pervertido como protagonista, idea que le quitó de la cabeza Allende hace tiempo al recomendarle que escribiera sobre las cosas que él conocía, como su profesión de abogado.