Público
Público

Winslet asegura que "Mildred Pierce" es el mayor desafío que ha tenido desde "Titanic"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tiene un Óscar por "El lector" y ha protagonizado películas como "¡Olvídate de mí!" o "Revolutionary Road" pero Kate Winslet lo tiene claro, la serie televisiva "Mildred Pierce" es el trabajo "más desafiante" que ha realizado desde "Titanic".

Winslet presentó hoy en el marco del Festival de Venecia esta serie con aspecto completamente cinematográfico que ha dirigido Todd Haynes ("Lejos del cielo") y que ha recibido 21 nominaciones para los premios Emmy.

"Trabajar en televisión es mucho más duro que el cine", afirmó hoy rotunda la actriz británica en un encuentro con un reducido grupo de medios, entre ellos Efe.

Sin embargo asegura que "es un lujo" poder tener cinco horas para contar una historia, lo que permite no tener que cortar nada, como ocurre en el cine y destacó la enorme calidad de las actuales producciones televisivas.

"Tras ganar el Óscar por 'El lector' todos me preguntaban que cómo iba a hacer una miniserie", explica la actriz, vestida con una americana y pantalones cortos negros mientras se lía un cigarrillo y se disculpa por llegar tarde -"le echaré la culpa a los barcos", dice entre risas.

Haynes comparte esa opinión sobre la calidad de las producciones televisivas y destaca las excelentes series que se hacen ahora y pone como ejemplo "The good wife".

"¡Y además lo hacen cada semana!", dice Haynes antes de añadir: "tengo un enorme respeto por esa gente".

"Mildred Pierce", basada en la novela del mismo título de James M. Cain y de la que ya hay una versión previa de 1945 -"Alma en suplicio"- y protagonizada por Joan Crawford, cuenta la historia de una mujer abandonada por su marido en la época de la Gran Depresión en Los Ángeles.

Y cómo su vida se ve dominada por el exceso de amor por su hija mayor, a la que quiere dar todas las oportunidades que ella no ha tenido.

Una historia en la que el personaje de Winslet es tan complejo y tan fuerte como a ella le gustan.

"No me interesaría interpretar una mujer que acaba completamente rota. Ahí no hay una historia", asegura la actriz, que se confiesa "realmente fascinada por la condición humana".

De ahí que sean sus propias experiencias y las de la gente que le rodean las que lleva al cine o, en este caso, a la televisión.

Porque Winslet defiende convencida su paso por el medio televisivo. "No hay absolutamente nada mal en 'Mildred Pierce'" y sí un montón de trabajo detrás que obliga a estar mucho más concentrado que en el caso del cine.

Una experiencia también tremendamente positiva para Haynes, que asegura sentirte muy satisfecho por el hecho de que los espectadores de televisión que no le conocen descubran en su serie algo que no se esperan, una producción hecha con la calidad del cine.

Pero eso sí, en un tercio del tiempo que llevaría haber hecho una película -16 semanas para 5 horas de duración- y con un tercio del coste.

Personal tanto técnico como artístico que siempre había trabajado en el cine, como es el caso de Winslet, en la que Haynes pensó inmediatamente como protagonista de la historia cuando estaba leyendo el libro en la que está basada.

"Habitualmente no me gusta pensar en alguien específico, pero en este caso era difícil no hacerlo porque estaba la sombra de Joan Crawford y había que encontrar a alguien. Así que cuando llegué a la descripción física de Mildred, más joven de lo que era Crawford y con esas piernas largas...en seguida pensé en Kate", explica el director.

Aunque la actriz se hizo un poco de rogar antes de aceptar el papel. "Me tomé bastante tiempo porque tenía que absorber todo el material", recuerda, mientras Haynes asegura que su respuesta afirmativa fue casi inmediata, lo que provoca un pequeño debate entre los dos, ajenos a los periodistas que les rodean.

Pese a todo, Winslet asegura que haber participado en este proyecto ha sido un enorme honor y asegura haber disfrutado cada minuto del trabajo junto a sus compañeros, una experiencia "muy enriquecedora y emocionante".

Y sobre esa sombra de Crawford de la que habla el director, Winslet dice no haberla sentido porque ni siquiera ha visto la película.

Alicia García de Francisco