Público
Público

Winterbottom y Firth indagan sobre volver a empezar en Donostia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegó uno de los más esperados. El británico Michael Winterbottom presentó eldomingo en el Festival de Cine de San Sebastían "Génova", dentro de la sección oficial que aspira a la Concha deOro, y con la que la cita cinematográfica empieza a calentar motores después de tres días completos de cine.

"Génova" habla sobre empezar de nuevo, sobre una familia formada por un padre (Colin Firth) y sus dos hijasque tratan de volver a recuperar la rutina tras perder a la madre, ayudadas por el escenario de la ciudad italiana, a laque se mudan desde Estados Unidos.

Para el director, que compite por tercera vez a San Sebastián tras presentar "9 songs" (2004) y "A cock and bullstory" (2005), era importante no caer en el drama de la pérdida sino en los esfuerzos para volver a empezar.

"Es una película donde no sucede nada, pero estás preocupado esperando que algo pueda pasarles", dijoWinterbottom durante una rueda de prensa en la capital vasca, en la que estuvo acompañado por Firth.

"La idea es que estés preocupado por todos a nivel emocional (...) ver que la familia intenta superarlo, ver larutina", agregó el director de "Camino a Guantánamo".

El británico dijo haberse sentido inspirado por el marco que le brindó la ciudad de Génova tras visitarla un día decasualidad mientras se encontraba en Italia, aunque negó que en la película hubiera algo de autobiográfico,exceptuando que él también tiene dos hijas.

Para Firth, su protagonista, se trata también de retratar los esfuerzos por salir adelante. "No importa cuándesesperados estemos tras la tragedia, tenemos que seguir desayunando y atender a nuestras citas".

DE GÉNOVA AL LÁTEX

El actor británico, que por primera vez en su carrera tuvo que rodar dos filmes a la vez ya que intercalaba"Génova" con su trabajo en la película musical "Mamma mía", dijo que a pesar del abismo que suponen ambascintas no le supuso un gran problema tener que ajustarse a papeles tan diferentes.

"Forma parte del trabajo de intérprete".

"Cuando te metes en un mundo es difícil pensar en la existencia del otro mundo", afirmó el actor, que haintervenido en películas como "El diario de Bridget Jones", "Love actually" o "El paciente inglés".

Sin embargo, confesó sentirse más cercano al mundo genovés de Winterbottom, a su rodaje y a todo lo que allísucedió.

"Tenía que ensayar los pasos de baile y bailar y cantar, y después ir a Génova y meterme en este mundo, y luegovolver a Londres y meterme en un traje de látex. Pero disfruté las dos", aseguró.

"Génova" tuvo una aceptable acogida del público durante su proyección en el Kursaal, y ya empiezan a despuntaralgunos títulos en la cuarta jornada de la cita cinematográfica, tras la proyección el sábado de la películaindependiente estadounidense "Frozen River", la danesa "Fear me not" y la iraní "El caballo de dos piernas".

/Por Raquel Castillo/