Público
Público

Woods anota 74 golpes en su frustrante regreso a Pebble Beach

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tiger Woods, que en 2000 ganó el Abierto de Golf de Estados Unidos en Pebble Beach con una ventaja demoledora, tuvo el jueves un regreso bastante opaco al campo de la costa del Pacífico al terminar la primera vuelta con 74 golpes, cinco detrás de los líderes.

El británico Paul Casey, el zimbabuense Brendon de Jong y el estadounidense Shaun Micheel fueron quienes demostraron más paciencia y terminaron con 69 golpes (2 bajo el par).

El poco conocido español Rafael Cabrera-Bello, el surcoreano KJ Choi, el canadiense Mike Weir, el británico Ian Poulter, el alemán Alex Cejka y el adolescente japonés Ryo Ishikawa quedaron como escoltas de los líderes, al terminar la primera vuelta con 70 golpes.

Woods, número uno del ranking mundial, atribuyó a las deficiencias de los greens la abultada tarjeta que presentó al final de la primera vuelta.

"La pelota rebotaba demasiado", dijo Woods a la prensa, refiriéndose a los greens duros y rápidos. "Los greens eran sencillamente malos", agregó.

"Es lo que es, así que sabes que la pelota va a rebotar por todos lados y no puedes dejar un segundo putt (largo)", explicó.

El número uno del mundo, que ha luchado por recuperar la mejor forma tras un exilio autoimpuesto de cinco meses para lidiar con las consecuencias de sus infidelidades matrimoniales, libró una batalla perdida de antemano con las superficies en las que debía tirar el putt.

"Los greens son muy engañosos", dijo Woods. "No puedes salir con golpes de 20, 30 pies. No puedes salir con segundos putts. Simplemente no son buenos", declaró.