Público
Público

Woody Allen acompañó con su música las tradicionales doce uvas de Fin de Año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de cine y clarinetista Woody Allen actuó esta noche con su banda New Orleans Jazz en la fiesta de Fin de Año que sirvió para inaugurar un hotel de lujo en la Región de Murcia, sureste.

Allen, que vino acompañado por su mujer Soon-Yi y sus dos hijas, tocó el clarinete con su banda antes y después de la tradicional ceremonia de las doce uvas con la que se da la bienvenida al nuevo Año.

El célebre guionista tocó temas clásicos de jazz y swing de Nueva Orleans acompañado por Eddy Davis (director musical y banjo), Conal Fowkes (contrabajo), Robert García (batería), Simon Wettenhall (trompeta) y Jerry Zigmont (trombón).

Después de la primera parte del concierto, Soon Yi así como sus hijas, su hermana y su sobrina, y el reducido número de asistentes que pagaron varios cientos euros por escuchar al director estadounidense, degustaron una cena servida por el chef José Manuel Rincón, cuyo menú comenzó con un carpaccio de carabineros y estuvo prolijo en exquisiteces.

Woody Allen, sin embargo, cenó tan sólo un panecillo con mermelada y una macedonia de frutas frescas.

Allen, vestido con pantalón de pana, camisa de cuadros y chaqueta de espiguilla, se dejó hacer fotos con los asistentes, y estuvo en todo momento muy paciente con sus fan, aunque algo taciturno ante el lío de gente que constantemente se acercaba a su mesa para darle la mano o hablar con él.

Toda la familia, incluidas sus hijas de 8 y 9 años, a excepción del él mismo, siguió la tradición y se tomaron las doce uvas al son de las doce campanadas que anunciaron la llegada del Nuevo Año.

Soon-Ji muy cariñosa con su marido durante toda la velada, fue la primera en felicitarle el año nuevo, seguida de las pequeñas.

Los beneficios obtenidos en la gala irán destinados a los proyectos de cooperación al desarrollo que la Fundación Polaris World, del grupo propietario del hotel, promueve en países desfavorecidos, principalmente en África.

Además de su faceta de actor, director y guionista cinematográfico, Woody Allen es también conocido mundialmente por ser un apasionado intérprete de jazz y de la música de New Orleans.

El autor de películas como Bananas, Annie Hall, Match Point o Manhattan -que ha declarado en más de una ocasión que siempre ha deseado acabar su vida como músico- comenzó a tocar el clarinete de forma autodidacta cuando era un adolescente.

A principios de la década de los 70 empezó a actuar en público en el Michel's Pub de Manhattan y, desde hace unos diez años, toca todos los lunes por la noche -siempre que su agenda de rodajes y viajes se lo permite- en el Hotel Carlyle de Nueva York.

Su currículum musical está salpicado de curiosas anécdotas, como la que cuenta cómo este fanático del clarinete no acudió a la ceremonia de entrega de los Oscar de 1978, cuando fue galardonado por su película Annie Hall, esgrimiendo una cita ineludible para él: tenía que actuar junto a su banda en el Michael Pub's.