Público
Público

Wynton Marsalis vuelve por cuarta vez a festival con la orquesta Lincoln Center

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El célebre trompetista estadounidense Wynton Marsalis, con 9 Grammy y un Pulitzer, y la Lincoln Center Jazz Orchestra regresan mañana al festival internacional de San Javier en su duodécima edición, a partir de las 21:30 horas en el auditorio del parque Almansa, con entradas que cuestan 25 euros.

Con Marsalis como director musical y trompetista, la Lincoln Jazz Orchestra la completan otros catorce grandes músicos, entre ellos, Ted Nash (saxo alto, soprano y clarinete), Walter Blanding (saxo tenor), Joe Temperley (saxo barítono, soprano y clarinete bajo), Victor Goines (saxo tenor, soprano y clarinete) y Sherman Irby (saxo alto).

Además, estarán sobre el escenario Marcus Printup, Sean Jones y Ryan Kisor (trompetas), Vincent Gardner, Chris Crenshaw y Elliot Mason (trombones), Dan Nimmer (piano), Carlos Henríquez (contrabajo) y Ali Jackson (batería).

Según una nota de la organización, que recuerda que Marsalis recibirá el premio especial que el festival otorga cada año a una de sus figuras invitadas, el trompetista, doctorado honoris causa por la universidad estadounidense de Harvard el pasado junio, llegó al neoyorquino Lincoln Center como director artístico en 1995.

Hijo del pianista Ellis Marsallis y hermano de Brandford, Delfeayo y Jason, todos músicos de jazz, está considerado por la revista estadounidense Time como una de las 25 personas más influyentes de su país de origen.

Nacido en la jazzística Nueva Orleáns en 1961, atesora una amplísima discografía, tanto de música clásica como de jazz.

Su estilo parte de influencias claras como Miles Davis y de su amplia formación académica, que lo llevó a investigar las obras de grandes compositores de jazz como Duke Ellington, Louis Armstrong o Charles Mingus, entre otros.

Su irrupción en el panorama jazzístico se produjo con su primera grabación con los Jazz Messengers del legendario batería Art Blakey, a los que se unió en 1980, tras lo que sería pronto reclamado por Herbie Hancock para una gira, que coincidió con la publicación del primer disco de Marsalis como líder de su propia banda.

Posteriormente formó su primer quinteto y grabó su primer álbum de música clásica, tras lo que fundó un septeto con el que trabajó hasta 1995, aunque algunos de sus músicos han seguido colaborando con Marsalis en sus proyectos, con o sin la Lincoln Center Jazz Orchestra.

Su labor compositiva fue especialmente importante en la década de los 90, faceta en la que destacó con el oratorio épico sobre la esclavitud "Blood on the Field", primera obra jazzística ganadora de un premio Pulitzer, distinción que se suma a sus nueve premios Grammy, logrados tanto con discos de jazz como de música clásica.