Público
Público

Xabi Alonso y Piqué: España no hará un cambio drástico de estilo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es probable que España cambie mucho su táctica, incluso aunque se enfrenten a otro contrincante ultradefensivo como Suiza, según Xabi Alonso y Gerard Piqué.

El campeón europeo, cuyo estilo se ha hecho conocido como el "tiki-taka" por el fútbol rápido y de toque que despliega, fueron derrotados 1-0 por una combativa Suiza el miércoles en su debut en el Grupo H.

El centrocampista Alonso y el defensa Piqué dijeron el viernes en una conferencia de prensa en su sede de entrenamiento que el estilo del equipo está claramente definido, que les ha funcionado bien en el pasado y que sería un error hacer cambios drásticos por un mal resultado.

"Estamos bien, aunque es verdad que no esperábamos empezar así. Esto es fútbol y cualquier equipo te puede ganar", dijo Piqué.

"Evidentemente el otro día se jugó bien, lo que pasó es que el último balón igual no se dio bien, pero no vamos a cambiar nuestro estilo por un mal resultado", señaló Alonso.

"El equipo está funcionando bien, sabemos cada uno distribuirnos las funciones. Hay que ser autocríticos, hacer análisis previos y posteriores y luego el míster toma las decisiones. Tome la decisión que tome, el equipo está al cien por cien con él y estamos decididos a hacer algo importante", agregó Alonso.

El seleccionador, Vicente del Bosque, sacó al campo una cauta formación 4-5-1 frente a Suiza y fue criticado por su predecesor Luis Aragonés por no poner más énfasis en el ataque desde el comienzo.

Sólo después de que España encajara un gol al principio del segundo tiempo, Del Bosque sacó al campo al delantero Fernando Torres para que se uniera a David Villa, y también a los extremos Pedro y Jesús Navas.

"Nuestro estilo está definido, pero eso no quiere decir que no tengamos otras opciones", dijo Alonso. "Nuestros oponentes nos conocen pero tenemos las armas para resolver los problemas".

Una opción que Del Bosque no usó contra Suiza fue la del centrocampista Cesc Fàbregas, que se quedó fuera por la abundancia de posibilidades en el mediocampo español, donde se incluyen Xavi, Andrés Iniesta y David Silva.

Del Bosque también dejó en la reserva al corpulento delantero Fernando Llorente, cuya fuerza y altura podrían ser la clave para superar a defensas inquebrantables.

"Cesc aportaría mucho toque, calidad y mucho gol", afirmó Piqué. "Está en una gran forma y desde luego si el seleccionador le elige aportará mucho al equipo".

España se enfrenta a Honduras en su segundo partido del Mundial el lunes en Johannesburgo y su tercer y último encuentro de la fase de grupos será frente a Chile en Pretoria el 25 de junio.