Público
Público

El otro Xacobeo

En 2010, el Camino de Santiago volverá a hacernos hablar de peregrinos, botafumeiro y vieiras. Pero al margen de los elementos más repetidos, la ruta ofrece iniciativas curiosas que no deberían perderse quienes busquen la originalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los tópicos cuando se habla del Camino de Santiago parecen ser interminables: desde el botafumeiro hasta el Campo do Gozo, pasando por la vieira o el ritual del Santo dos Croques. Pero ahora que el 2010 está a un paso y con él, el Año Xacobeo, os presentamos una serie de iniciativas que se alejan de los lugares comunes para ofrecer aproximaciones originales a esta centenaria ruta. Bienvenidos al otro Xacobeo:

A Santiago, también por el agua: existe una manera de hacer el Camino sin apenas pisar tierra. Se trata de la Ruta del Mar, por la ría de Arousa y el río Ulla hasta Iria Flavia, en Padrón, desde donde se puede emprender el trayecto final hasta Santiago por el último tramo del Camino Portugués. Un itinerario, además, con una profunda significación simbólica, pues conmemora la supuesta llegada a Galicia del cuerpo del Apóstol Santiago tras su martirio en Jerusalén en el año 44 d.C. Cuenta la tradición que sus discípulos recogieron su cuerpo y lo trasladaron desde el puerto de Jaffa a través de todo el Mediterráneo y la costa atlántica, siguiendo el mismo recorrido que ahora pueden repetir los peregrinos que busquen una alternativa original a las rutas más repetidas. La del Mar, además, permite obtener la Compostela de dos modos: realizando el trayecto en barco de vela o motor al menos cuarenta millas náuticas desde el puerto de salida hasta el de Pontecesures, o haciendo el Camino a pie desde Pontecesures-Padrón hasta la catedral de Santiago

El camino del fin del mundo: otro recorrido que cada vez suscita más interés es aquel que, comenzado en Santiago, tiene en Finisterre su culminación. Aunque menos conocido, este era el camino seguido en la antigüedad por muchos peregrinos, que quemaban sus vestiduras junto al mar como signo de purificación. El lugar donde hace siglos se creyó que existía un vacío que todo lo devoraba conserva hoy ese halo místico y ofrece unas puestas de sol espectaculares

Donde habita el secreto: el Camino de Santiago tiene su parte de historia, pero su magia no se entendería sin los mitos y leyendas que lo rodean. Descubrirlos para el visitante es el objetivo del Camino Secreto de Compostela, una iniciativa que busca sumergir a los visitantes, de forma interactiva, en la historia menos conocida del Camino, escondida en una 'Red de Lugares Especiales' muy significativos y poco transitados, como Sobrado, Bóveda, Noia, Finisterre, Muxia...

Eco-peregrinos: hacer del Camino de Santiago una vía limpia y sostenible es el objetivo de ADEGA (Asociación para a Defensa Ecolóxia de Galicia) y su Guía de buenas prácticas ambientales del Camino de Santiago, a la que la entidad añade una ficha de denuncia que permite a los peregrinos enviar sus observaciones sobre impactos y agresiones a lo largo del recorrido. En la guía, que se puede encontrar en los locales asociados al Xacobeo en Galicia en gallego, español, portugués e inglés, el bello entorno natural del camino se da a conocer para insistir en la necesidad de su conservación. Otra iniciativa que también pretende reverdecer el Camino es la desarrollada por la Fundación + Árboles, que ha repartido este otoño entre los peregrinos 150.000 semillas de nendo dango ('bola de arcilla', en japonés) para que contribuyan a reforestar la ruta Xacobea con un gesto tan sencillo como lanzarlas durante sus trayectos. Las bolas contienen semillas que se liberarán con la llegada de las lluvias para crear una barrera verde contra la desertización. Los peregrinos podrán recoger las semillas en los albergues del Camino.

Cambio albergue por casa rural: el Bono Iacobus es un servicio turístico diseñado específicamente para quienes buscan más confort en su peregrinaje, pues permite recorrer por etapas las distintas vías que conducen a Santiago alojándose cada jornada en una casa de turismo rural diferente. El precio incluye el alojamiento, las cenas, los desayunos y los traslados en coche desde los establecimientos rurales hasta el inicio y final de cada etapa. Como servicios opcionales puede además contratarse desde el traslado de equipaje hasta el picnic para la comida.

Y el Camino se hizo tecnológico: para quienes no puedan hacerlo presencialmente, las nuevas tecnologías también acercan el Camino a los ciber-peregrinos. La muestra Galicia Dixital ofrece en el Monasterio de San Martiño Pinario de Santiago una aventura virtual en la que se manifiestan sensaciones, imágenes, luces y sonidos a través de contenidos multimedia y audiovisuales. Por ejemplo, en ella se pueden dar paseos virtuales por las ciudades por las que discurren los caminos de peregrinación a Compostela. Y a un click, el canal del Xacobeo en YouTube nos acerca historias curiosas sobre una ruta centenaria que, hoy como desde su nacimiento, sigue despertando interés y atracción, también más allá de los tópicos.


blog