Público
Público

La Xunta inyectará 4 millones en Pescanova

La multinacional pesquera recibirá la próxima semana un crédito urgente de 55 millones de la banca, que exige como garantía del préstamo la marca y la sede de la compañía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Xunta de Galicia realizará una aportación económica a Pescanova que rondará los cuatro millones de euros, según ha anunciado este jueves el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que ha señalado que se trata de una decisión 'meditada' tras analizar con 'prudencia' la situación 'delicada' de una compañía 'fundamental' para la 'evolución y la reputación' de las economías gallega y española. En la rueda de prensa posterior al Consello de Xunta, el mandatario autonómico ha explicado que ya ha trasladado esta decisión al administrador concursal y que la aportación de su Gobierno se situará en torno al 7% de los 55 millones de euros que necesita de forma inmediata.

Núñez Feijóo ha señalado que las condiciones y el plazo de devolución,  un año, en el préstamo institucional para facilitar la 'liquidez' a la compañía serán 'similares' a las del pool de bancos que asumen la financiación. Al tiempo, ha remarcado que este paso no tiene sólo un valor cuantitativo, sino que busca también favorecer 'un efecto confianza' para la viabilidad de una empresa de la que dependen 10.000 puestos de trabajo, 1.500 en Galicia. 'Es una señal de la confianza del propio pueblo gallego en esa compañía, en ese plan de viabilidad que, sin duda, puede producir efectos en los acreedores y en los bancos que tienen que garantizar el mayor importe de las necesidades de liquidez inmediata que tiene la compañía', ha resumido el presidente.

En su intervención, ha destacado que la Xunta mantuvo contactos en las últimas semanas con el administrador concursal y que ha seguido con 'atención y preocupación' la evolución del estado de la firma, actuando bajo el 'criterio de prudencia' en un escenario 'difícil' puesto que la situación de Pescanova era 'muy compleja y delicada'. Preguntado sobre si podría comprometer nuevas aportaciones si precisase de más liquidez en un futuro, ha rechazado hablar de futuribles, toda vez que 'no sería prudente' pronunciarse de otras cuestiones cuando el 'único compromiso' sellado a día de hoy es el que anunció al término del Consello.

Por último, tras anunciar la aportación económica de la Administración gallega, Feijóo ha incidido en que se 'mantiene la distribución de los roles' que juegan según el caso el administrador concursal, las entidades bancarias y la Xunta. 'El administrador concursal tiene que hacer su trabajo y gestionar la empresa los bancos tienen una responsabilidad directa y tienen que gestionar sus créditos y préstamos a la compañía; y también la Xunta tienen que tener un papel medido, sopesado e inteligente en esta difícil situación', ha concluido el presidente.

Pescanova, cuyos antiguos gestores fueron destituidos y algunos de ellos, como su presidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, han sido imputados acusados de indicios de falseamiento de cuentas, necesita liquidez a corto plazo después de presentar concurso de acreedores. La situación concursal de Pescanova se produjo después de que el propio presidente del grupo reconociese un volumen de deuda no declarado que impidió presentar las cuentas. Según fuentes financieras, la deuda con la banca se sitúa en 3.000 millones de euros, frente a los 1.600 millones de euros declarados en el último resultado conocido, a septiembre de 2012.

La banca acreedora ha acordado conceder a la compañía un préstamo urgente de 55 millones de euros y está estudiando convertir parte de la deuda de la compañía en acciones. Pescanova recibirá previsiblemente ese crédito la próxima semana, después de que Deloitte, administrador concursal, analice las condiciones de la banca, entre ellas la marca Pescanova y la sede de Chapela como aval, y el juez dé el visto bueno a la operación

En concreto, los bancos españoles integrantes del extinguido stering committe (Bankia, Sabadell, Popular, NCG Banco y Caixabank) respaldarán esta inyección de capital, a la que se sumarán Santander, BBVA y Bankinter, además de Deustche Bank, también integrante del núcleo duro junto a Royal Bank of Scotland (RBS), que ha desistido de su intención inicial de socorrer a la compañía.

Tras varias reuniones, la banca ya ha trasladado a Deloitte las condiciones de este crédito express para la continuidad de la firma, que serán validadas posteriormente, con toda probabilidad, por el juez responsable del concurso de forma inmediata, con lo que el escenario de liquidación de la firma se va alejando. Así, la concesión de este crédito queda sujeta a las siguientes condiciones: la marca Pescanova y la sede de Chapela se establecen como aval para ejecutar la operación y la inyección de liquidez se destinará a financiar circulante y tendrá consideración de deuda privilegiada, con un interés de Euríbor más 4%.